INTERNACIONAL

Los gobernadores que gestionaron las consecuencias del huracán Sandy cargan contra los republicanos

02/01/2013 21:36 CET | Actualizado 04/03/2013 11:12 CET
EFE

Los gobernadores de Nueva York, Andrew Cuomo, y de Nueva Jersey, Chris Christie, criticaron este miércoles el aplazamiento por la Cámara de Representantes de EEUU, de la votación sobre la ayuda de 27.000 millones de dólares para los afectados por el huracán "Sandy".

"Con todo lo que Nueva York y Nueva Jersey, y nuestros millones de residentes y pequeños negocios, han sufrido y soportado, esta falta de acción continúa y la indiferencia de la Cámara es inexcusable", afirmaron los gobernadores en un comunicado conjunto.

En palabras de Cuomo y Christie, los ciudadanos "no pueden darse el lujo de esperar mucho tiempo mientras los políticos juegan en Washington".

El presidente de la Cámara, Johan Boehner, líder de la mayoría republicana, decidió el martes suspender el voto sobre este plan de ayudas para las víctimas del huracán "Sandy" a causa del debate que había para pactar un acuerdo que evitara el llamado "precipicio fiscal", como así ocurrió.

"Los desastres naturales ocurren en estados rojos y azules, y no tenemos que responder como republicanos o demócratas sino como estadounidenses", afirmó además Christie, también republicano, visiblemente molesto, en una rueda de prensa.

El gobernador de Nueva Jersey se declaró "enfadado" y "decepcionado" por la decisión tomada por Boehner y manifestó que el Congreso le daba "vergüenza".

"Decenas de miles de residentes de Nueva Jersey empezaron el 2013 inseguros ante el futuro", denunció Christie, quién añadió que no hay ninguna justificación sobre lo ocurrido la noche del martes en la Cámara de Representantes.

Además, criticó que 66 días después de que el huracán azotara la zona, los ciudadanos están esperando "seis veces más" tiempo para recibir las ayudas que en otros desastres naturales anteriores, como el huracán Katrina.

La destrucción de Sandy, vista desde el aire

Nueva York a oscuras

Sandy llega a la costa este de EEUU