Una avería de un tren en Valladolid, que ha quedado reparada a las 5,25 horas de este martes, ha obligado a Renfe a trasvasar a otro convoy 600 viajeros del tren Alvia Gijón-Madrid, que iba en doble composición, han informado hoy a Efe fuentes de la compañía ferroviaria.

Como consecuencia de la avería, que afectó a la catenaria por causas que se están investigando, el tren afectado, cuya llegada prevista a Madrid era a las 22,39 horas de ayer, se tuvo que parar a las 21,42 horas a la altura de las Arcas Reales, en las inmediaciones de Valladolid.

Renfe fletó un tren especial similar, que fue estacionado junto al averiado a las 0,15 horas, al que fueron trasvasados los viajeros afectados en una operación que comenzó a las 0,23 horas de hoy.

La operación de trasvase permitió que a la 1,20 horas los viajeros afectados emprendieran de nuevo el viaje a Madrid, donde llegaron a aproximadamente con cuatro horas de retraso.