VÍDEO

Cómo compartir gastos de gasolina para ahorrar en viajes

16/01/2013 10:55 CET | Actualizado 16/01/2013 16:19 CET
Bla Bla Car

"Un viaje perfecto. Joaquín da conversación cuando debe, es discreto y puntual. Repetiré seguro". Joaquín M., de 58 años, no es conductor de autobús. Tampoco taxista. Es autónomo y tiene una empresa de transporte de prensa. Pero su furgoneta no solo traslada periódicos; también personas. El precio de la gasolina era su quebradero de cabeza, hasta que dio con Bla Bla Car, una web de contacto entre conductores y pasajeros en la que se puede escoger el punto de salida y el destino.

"No solo he reducido en unos 400 euros el gasto semanal en gasolina, también he conocido a gente muy variopinta con historias suculentas", cuenta por teléfono Joaquín desde un área de servicio de la M-50, parada habitual en su trayecto diario Alicante-Madrid. Fue el pasado abril cuando se decidió a registrarse en la web, que ya cuenta con unos 130.000 usuarios en España. En su furgoneta, una Renault Master, solo hay hueco para dos acompañantes, que pagan 22 euros por viajar de Alicante a la capital, o viceversa. "Voy cinco días a la semana a Madrid y eso me suponía cerca de 2.000 euros al mes en carburante. Ya no hay marcha atrás; no concibo el negocio sin los ingresos de los viajeros".

En su perfil de la web ya cuenta con 77 comentarios que le ayudan a conseguir nuevos compañeros de viaje. "Mucha gente no confía en este sistema y después de leer las opiniones de los usuarios se apunta", señala Joaquín. Una forma de evitar las tarifas abusivas de avión, tren o autobús y con la que se conoce a personajes de todo tipo.

opinión tras un viaje

Los usuarios de Bla Bla Car pagan en función del recorrido. La propia web indica al conductor el precio recomendado por trayecto, con el objetivo de que no haya lucro y de que todos paguen la misma cantidad. Desde la compañía, Vicent Rosso, uno de los responsables, explica que existen mecanismos para detectar a posibles "infractores" que aumentan el precio aconsejado de manera repetida. "Nuestra filosofía es que se compartan los gastos, no que se utilice este sistema como un negocio".

Eva Belmonte, de 24 años, es otra de las asiduas a esta web. Lleva seis meses viviendo en Burdeos, donde está matriculada en un Master in Business Administration. Tiene el dinero justo para llegar a fin de mes y, aún así, decidió subir hasta la ciudad francesa con su propio coche. Le encanta conducir. "Las conexiones de tren para llegar al sur de Francia se hacen eternas desde Alicante (su ciudad natal), y compartiendo gastos me puedo permitir llevar mi vehículo". Unos 160 euros en gasolina que se quedaron en apenas 60 para Eva.

Son las nueve de la mañana y comienza el viaje. Hará una parada en Albacete para recoger a otro estudiante (que pagará 40 euros) , y otra en Madrid para que se suban dos chicas más (30 euros cada una). "Lo bueno de la web es que permite mostrar el recorrido del conductor por diferentes ciudades, de manera que puedes ir recogiendo y descargando pasajeros". Un viaje de unas 14 horas en el que la música sonará de fondo y las historias se sucederán una tras otra.

Sobre Bla Bla Car: Nació en Francia en 2004 bajo el nombre covoiturage.fr. Es la palabra francesa para referirse a ride-sharing en inglés y a viajar en coche compartido en castellano. Con más de 25.000 viajes realizados entre Francia y España durante 2008, la web llegó a España a finales de 2009 bajo el nombre de Comuto.es (ahora renombrada BlaBlacar.es). Desde entonces, ha crecido de forma constante, entre un 30 y un 50% al mes. En la actualidad, cuenta con 2,5 millones de usuarios en Europa y 6 millones de viajes realizados en 2011. La web, que ya funciona en Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, Portugal y España, pone en contacto a conductores y pasajeros para compartir los gastos de los trayectos en coche, apostando por los viajes eco-eficientes.

Los viajeros de Bla Bla Car

OFRECIDO POR NISSAN

Booking.com