Decenas de familias arruinadas por la crisis toman los 70 chalés que una promotora dejó abandonados en Valdemoro (Madrid).

Lee el artículo completo en elpais.com