La prensa francesa ha conseguido este viernes testimonios de algunos de los primeros rehenes liberados por la intervención del Ejército argelino en la planta gasística de In Amenas, al sureste de Argelia. Un grupo islamista afín a Al Qaeda secuestró el pasado miércoles a al menos 40 empleados occidentales y unos 150 argelinos en el complejo.

Lee el artículo completo en El País