Huffpost Spain

David Cameron promete un referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la UE si gana en 2015

Publicado: Actualizado:

El primer ministro británico, el conservador David Cameron, se ha comprometido a que el Reino Unido celebre, después de las elecciones generales de 2015 y antes de 2017, un referéndum sobre la pertenencia del país a la Unión Europea.

Cameron ha explicado, durante un discurso de 45 minutos, que si es reelegido convocará "un referéndum sobre quedarse o salir" de la Unión Europea, a la que el Reino Unido pertenece desde hace 40 años. En la campaña por la consulta "lucharé de todo corazón y alma" a favor de la permanencia en la UE, ha avanzado Cameron, quien ha advertido de que si el país decide salir será un "billete de ida" y "no uno de ida y vuelta".

DISCURSO ÍNTEGRO (EN INGLÉS) DE DAVID CAMERON

La consulta tendría lugar entre 2015 y finales de 2017, ya que sería un "error" convocarlo de forma inmediata sin dar "algún tiempo" para solucionar los problemas en el seno de la Unión, ha reconocido.

El primer ministro ha hecho este histórico compromiso en Londres durante su discurso sobre Europa, que tuvo que ser aplazado en varias ocasiones y en el que finalmente trazó lo que considera debe ser la nueva relación del Reino Unido con una UE, con la que existen "niveles récord de desilusión" por parte de sus ciudadanos.

"Es la hora de que los británicos digan su opinión. Es la hora de dejar clara esta cuestión en la política británica. Y cuando llegue el momento de elegir, tendréis una elección importante sobre el destino de nuestro país", ha apuntado.

Cameron ha asegurado que "no soy un británico aislacionista", ya que defiende que el Reino Unido desempeñe un "papel comprometido y activo" dentro de la Unión Europea, pero insiste en que el bloque debe cambiar y alcanzar una mayor competitividad en momentos en que se amplía la distancia con los ciudadanos.

"No quiero solo un mejor acuerdo para el Reino Unido, también quiero un mejor acuerdo para Europa", ha explicado, al tiempo que ha criticado la "esclerosis" en la toma de decisiones por parte de Bruselas.

Su visión para una UE reformada pasa, según ha especificado, por aumentar la competitividad del bloque, así como su flexibilidad, y consolidar el mercado único, el gran interés británico.

Los principales partidos de la oposición y los conservadores europeístas han advertido del peligro de salir de la UE pues puede crear incertidumbre y alejar la inversión extranjera en momentos que más la necesita a fin de superar la actual crisis económica.

PÉSIMA NOTICIA

La propuesta de Cameron no ha sido bien recibida por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, quien se ha mostrado convencido de que una eventual salida de Reino Unido de la UE sería una "pésima noticia" para este país porque supondría "aislarse en un mundo que está dominado por integraciones regionales".

"Pensar en un Reino Unido compitiendo en el mundo con Estados Unidos, China, India o Brasil realmente es no entender el tiempo en el que uno vive", ha afirmado en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, en las que ha dado su opinión en torno al futuro referéndum en Reino Unido sobre su permanencia en la UE que ha anunciado el primer ministro, David Cameron.

"Creo que los británicos han hecho un juego muy peligroso de alimentar el euroescepticismo y Cameron se va a ver obligado a convocar un referéndum", ha señalado el ministro, que advierte de que, de confirmarse la convocatoria de esta consulta, se podría dar la paradoja de que Escocia, que celebrará un referéndum sobre su independencia en 2014, apueste por la secesión "para quedarse dentro de la UE".

La Comisión Europea (CE) cree que una participación activa del Reino Unido en la Unión Europea (UE) "va en el interés"' de todos, tanto de la propia UE como de ese país, ha señalado la portavoz de la Comisión Europea Pia Ahrenkilde en la conferencia de prensa diaria.

EUROESCEPTICISMO

Desde que Cameron se hizo con el puesto de primer ministro en 2010, en coalición con los liberaldemócratas, las relaciones con Europa son cada vez difíciles, justo cuando la eurozona atraviesa una profunda crisis económica.

A pesar del europeísmo mostrado por los liberaldemócratas de Nick Clegg, el primer ministro tory está empeñado en renegociar la relación de su país con la UE y repatriar competencias de Bruselas a Londres.

Cediendo a las exigencias de los euroescépticos conservadores, Cameron ha decidido finalmente comprometerse a celebrar un referéndum después de las elecciones de 2015 sobre la pertenencia a la Unión, en el que el país deberá decidir si "se queda o sale" del bloque europeo.