La senyera, la bandera catalana, cuelga de uno de los balcones del Ayuntamiento de San Sebastián, gobernado por Bildu, después de que el propio Consistorio decidiera colocarla para celebrar que el Parlamento de Cataluña ha aprobado iniciar un proceso de autodeterminación.

El Gobierno municipal ha explicado, en un comunicado, que pretende mostrar con este gesto "que defiende el derecho a decidir de los pueblos sin Estado", una reivindicación, ha indicado, que "también se tiene que aplicar en el caso de Euskal Herria".

El equipo de Gobierno donostiarra ha manifestado que resulta "necesario utilizar todos los medios legales existentes" para que en Euskadi también se pueda iniciar un proceso que permita ejercer el derecho a decidir.