Cuenta la leyenda que en la Cueva Orda, bajo los montes Urales, habitaba una dama. Natalia Avseenko, campeona rusa de apnea, ha dado vida al fantasma de la cueva, un laberinto de canales de yeso de casi tres kilómetros de largo prácticamente desconocido. Avseenko ha posado a 17 metros de profundidad en esas aguas heladas con temperaturas que llegan a los -40 grados centígrados y ha dejado estas impresionantes imágenes que recogen nuestros compañeros de L'HuffPost.

Loading Slideshow...