El extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas habría obtenido un ahorro de casi cinco millones de euros por haber regularizado su dinero oculto en Suiza a través de la amnistía fiscal. Bárcenas habría tenido que pagar un Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de seis millones de euros, cinco millones menos de lo que pagó por regularizar su dinero a través de la amnistía fiscal, una diferencia que podría crecer si la Agencia Tributaria detectara un delito fiscal.

Lee el artículo completo en Cadena Ser