Una de las principales firmas de moda en España, la de Modesto Lomba -que además es presidente de la Asociación Creadores de Moda de España (ACME)- ve agravada la crisis que atraviesa. El pasado diciembre el diseñador cerró su taller en Madrid y lo traslado a Galicia y tuvo que despedir a cuatro de sus cinco empleados, una de las cuales le demandó por impago.

Ahora, el juez de lo Mercantil número ocho de Madrid ha declarado el concurso de acreedores voluntario de la firma Devota & Lomba, con un 'agujero' patrimonial de 239.504 euros, según el auto dictado el 25 de enero al que tuvo acceso Europa Press.

En concreto, la sociedad cuenta con pasivo de 375.667 euros, frente a un activo de 136.163 euros, por lo que se encuentra en estado de insolvencia y carece de liquidez suficiente para hacer frente a sus deudas.

El juez indica en su auto que la firma conservará las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio, pero sometidas éstas a la intervención de los administradores concursales.

Los acreedores de Devota & Lomba tienen un plazo de un mes, contados desde el día siguiente a la publicación de la resolución en el Boletín Oficial del Estado (BOE), para comunicar sus créditos.