EEUU permanece en alerta ante la llegada de la enorme tormenta de nieve que llegará este fin de semana al noroeste de Estados Unidos y que azotará particularmente a Nueva York y toda la región de Nueva Inglaterra con los seis estados que la forman -Maine, New Hampshire, Vermont, Massachusetts, Rhode Island, y Connecticut-.

Más de 3.000 vuelos han sido cancelados desde primera hora de este viernes ante la llegada de 'Nemo' Se espera que la zona metropolitana de Nueva York, hogar de 20 millones de personas, reciba fuertes nevadas de hasta 30 centímetros de altura.

Partes de Nueva Inglaterra quedarán cubiertas de hasta un metro de nieve y las zonas costeras recibirán vientos huracanados de hasta 119 kilómetros por hora.

Boston está especialmente bajo alerta ante lo que podría ser una de las diez mayores tormentas de su historia -la más grande fue en febrero, con más de medio metro de nieve- "Va a ser una tormenta muy seria", declaró el alcalde Thomas Menino. "Quiero recalcar que lo mejor que se puede hacer durante hoy y mañana es quedarse en casa", indicó a través de un comunicado.

Todas las grandes líneas aéreas estadounidenses han dado facilidades especiales a sus viajeros, que han podido alterar sus trayectos para esquivar la tormenta sin pagar el consiguiente incremento adicional en el precio de sus billetes.