La Policía Nacional ha intervenido en el Puerto de Barcelona 71 kilos de cocaína ocultos en latas de higos en almíbar que llegaron desde Brasil en un contenedor y ha detenido a tres personas en Madrid acusados de introducir la droga en España.

La operación empezó en octubre pasado, cuando la policía sospechó de una empresa que aprovechaba su actividad de exportación e importación de alimentos para introducir presuntamente cocaína desde Brasil. La Dirección General de la Policía asegura en un comunicado que los agentes enviados al Puerto de Barcelona para interceptar la droga necesitaron abrir unas 1.500 latas hasta localizar los envases que contenían la cocaína.

Los tres detenidos, dos hombres y una mujer, son los titulares de todas las acciones de la empresa de exportación e importación de alimentos que actuaba como "tapadera" para llevar a cabo el tráfico de drogas. La compañía tenía el domicilio social en el madrileño barrio de San Blas.

La droga incautada llegó por mar desde Brasil hasta Barcelona, desde donde el cargamento, ya controlado por la policía, fue trasladado por carretera hasta Madrid para quedar allí almacenado y custodiado. La apertura del palé de alimentos se hizo en presencia del máximo accionista de la empresa "tapadera", que hasta ese momento negaba todas las acusaciones y aseguraba que únicamente se encontraba en España de vacaciones.

Los detenidos, de entre 31 y 63 años, ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.