INTERNACIONAL
20/02/2013 10:35 CET | Actualizado 20/02/2013 10:44 CET

Campaña en internet para que el cardenal Roger Mahony, envuelto en escándalos sexuales, no elija al nuevo papa

Gtres

Se le acusó de ocultar centenares de casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes. Se le degradó en su cargo de cardenal de Los Ángeles: se le prohibió oficiar confirmaciones y dar charlas públicas. El cardenal Roger Mahony, de 77 años, se ganó la enemistad de la cúpula eclesiástica en Roma y ahora se enfrenta a un nuevo escrutinio.

La asociación estadounidense Catholics United ha solicitado que el polémico cardenal no asista al cónclave en el que se elegirá al nuevo papa. Consideran que el purpurado no debe participar en la elección del nuevo pontífice.

A esta petición se suma la de la revista católica Famiglia Cristiana, que propone a sus lectores votar sobre la idoneidad de que Mahony acuda al gran evento. "Da tu opinión: Mahony, sí o no en el cónclave", pregunta el semanario de la Sociedad de San Pablo (paulinos) en la portada de su último número.

"Por supuesto que no", "no es digno de su cargo", "hay que evitar que participe", son algunas de las respuestas que dan las decenas de lectores del semanario católico a la preguntas, a la vez que resaltan la necesidad de que la Iglesia de "nuevas señales" de que sigue las indicaciones de Benedicto XVI de "tolerancia cero" contra la pederastia.

El pasado 31 de enero, el arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, destituyó a Mahony, prelado jubilado de esa archidiócesis, de todos sus cargos por no haber denunciado algunos de los centenares casos de abusos sexuales de menores cometidos por sacerdotes y por la mala gestión de los mismos.

ACTO SIN PRECEDENTES EN LA IGLESIA CATÓLICA AMERICANA

La decisión de ‘degradar’ al cardenal –no podrá oficiar confirmaciones aunque si dar misa; no podrá dar más charlas públicas- es un acto sin precedentes en la Iglesia Católica Americana. La censura pública de Mahony, cuyo cuarto de siglo al frente de la archidiócesis más grande de EEUU –cerca de cinco millones de feligreses- le había convertido en uno de los más poderosos hombres dentro de la Iglesia Católica, no tiene parangón.

Mahony dio a entender en su cuenta de Twitter que tiene intenciones de participar en el próximo cónclave y escribió: "vuestras plegarias son necesarias para que podamos elegir el mejor papa para la Iglesia de hoy y de mañana".

La representante de la asociación de víctimas de curas pederastas 'National Survivor Advocates Coalition', Kristine Ward, exigió al Vaticano que impida la participación de Mahony.