Corinna zu Sayn-Wittgenstein rompe su silencio este domingo en EL MUNDO para salir al paso de las maniobras de Diego Torres de involucrarla en el 'caso Nóos' a través de la entrega al juez de la correspondencia mantenida por correo electrónico entre Iñaki Urdangarin y ella. "Sólo traté de encontrarle un trabajo digno a Iñaki", asegura.

Lee el artículo completo en El Mundo