Durante muchos años, visitar Londres incluía algunas paradas obligatorias: ir a al Big Ben, pasear por el Parlamento, acudir al Museo Británico y escuchar el célebre "Mind the gap" cuando se viajaba en Metro.

La advertencia para evitar que los viajeros metieran el pie en el hueco entre el andén y el coche podía escucharse en las paradas de los vagones cuando llegaban a una estación. Desde 1960, la voz de la grabación correspondía a la del actor Laurence Oswald, pero en los últimos años, y gracias a los avances tecnológicos, el aviso fue desvaneciéndose hasta acabar siendo eliminado.

La última estación en la que pudo escucharse esa voz fue en la de Embankment, en la línea Northern Line. Y, por ello, se convirtió en lugar de peregrinaje de la viuda de Oswald, cuyo marido falleció en junio de 2001 a los 80 años. Era el único lugar donde podía seguir escuchando su voz.

Pero la grabación se eliminó y la señora Oswald dejó de escuchar cómo su marido aconsejaba a los viajeros que tuvieran cuidado con el hueco. Por eso se puso en contacto con el TfL [Transport of London] "para ver si podía obtener una copia del icónico 'Mind the gap' que su marido grabó hace más de 40 años", ha explicado un portavoz al diario The Telegraph.

"Su historia nos conmovió mucho, por lo que el personal localizó el corte y no sólo realizaron una copia del anuncio en un CD para que ella pudiera tenerla, sino que están trabajando para poder recuperarlo en la estación de Embankment", ha avanzado Nigel Holness, director del Metro de Londres.