POLÍTICA
10/03/2013 17:18 CET | Actualizado 10/03/2013 19:03 CET

El alcalde de Ponferrada deja el PSOE para conservar el poder tras el ultimátum de Rubalcaba (VÍDEO)

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, le lanzó este sábado un mensaje rotundo al alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, que llegó al poder el viernes mediante una moción de censura apoyada por un condenado por acoso sexual. "O deja la alcaldía o deja el PSOE", dijo Rubalcaba. Dicho y hecho. Folgueral ha anunciado este domingo que se va del partido para conservar el poder. "Yo soy el alcalde de Ponferrada", ha resumido durante el Congreso Comarcal del partido en El Bierzo

"Con una enorme tristeza voy a transitir que de las opciones que ha barajado el secretario general, con el que no he podido hablar estos días, voy a decir que voy a solicitar la baja del PSOE y conmigo los otros siete compañeros y compañeras del Ayuntamiento", ha anunciado Folgueral. "Anteponemos el trabajo por los vecinos de mi ciudad a las posibilidades que yo podía tener en esta organización", ha añadido. El alcalde ha asegurado en rueda de prensa en Ponferrada que "la decisión" no ha sido "fácil".

Ha asegurado, además, que no puede entender que se haya "preparado este circo mediático" cuando en la presentación de la moción estaba ya "explícito suficientemente" y se había comunicado al partido. A su juicio, se han dado todos los pasos estatutarios para presentar esta moción y ha considerado que lo que ha ocurrido en Ponferrada "se ha sacado de contexto". Ha opinado que "se están dirimiendo otras cuestiones dentro del partido" y "han escogido como escenario Ponferrada".

El secretario general del partido en Castilla y León, Julio Villarrubia, había intentado a última hora este domingo que Folgueral hicidera caso a Rubalcaba. "Hemos acordado que tendremos esa última conversación antes de que tome ninguna decisión. Yo voy a intentar por todos los medios convencerlo, y le voy a proponer una solución. No puedo decir qué va a pasar pero tengo esperanzas de que esto se reconduzca", había explicado Villarrubia al diario 'El País'. A la vista de los acontecimientos, no ha tenido éxito.

LA FIGURA DE ISMAEL ÁLVAREZ

El PSOE logró el viernes la alcaldía de Ponferrada, que le ha durado apenas tres días, gracias a una moción de censura tras apoyarse en el voto de Ismael Álvarez, un condenado por acoso sexual. Álvarez, quien fue alcalde del PP de Ponferrada y que, tras ser condenado por acoso sexual en 2002 después de ser denunciado por su concejal Nevenka Fernández, dejó el partido y la política. En aquel momento, Álvarez generó las críticas del PSOE y apoyos desde el PP.

"Quise cortar, pero él no me dejaba, quería verme a todas horas, tocarme. No lo soportaba y él insistía, me engañaba, decía que quería ser mi amigo, y me engañaba, solo quería estar conmigo. Me daba asco", declaró entonces Nevenka Fernández, que mantuvo durante unos meses una relación con Álvarez.

"Mi negativa provocó su acoso. Su actitud de presión se tradujo en notas manuscritas, mensajes en el teléfono móvil, cartas, comentarios verbales que prefiero no reproducir literalmente, y un desprecio absoluto hacia mi trabajo y mi persona, mediante descalificaciones, actos y vejaciones que atentaron contra mi integridad física y psíquica", aseguró Fernández. Álvarez fue condenado a pagar una multa de 6.480 euros y a indemnizar a Nevenka con 12.000 euros.

Una vez cumplida la condena, en 2011 Ismael Álvarez volvió a la política al frente de una formación independiente (Independientes Agrupados de Ponferrada) que el viernes dio la Alcaldía al PSOE. La moción de censura salió adelante con 13 votos a favor, doce en contra y cero abstenciones.

CRÍTICAS

La llegada del PSOE a la alcaldía de Ponferrada generó las críticas al partido incluso desde el mismo partido. Por ejemplo, Carmen Chacón expresó su rechazo a la moción de censura y ha asegurado que le resulta "insoportable" que los socialistas pactaran con el partido de un "acosador sexual" para gobernar ese municipio leonés. La presidenta del PSOE andaluz, Amparo Rubiales, también expresó su rechazo y calificó como una "vergüenza inadmisible" que los socialistas recabaran "el apoyo del acosador de Nevenka" para gobernar dicho municipio.

El secretario de Organización del PSOE, Óscar López, avaló, sin embargo, la actitud de sus compañeros de partido ya que, dijo, "desde hoy hay un acosador menos en política".

El dirigente socialista subrayó que el acuerdo para la moción de censura incluía la condición taxativa de que Álvarez abandonara la política, como así hizo el sábado. Sin embargo, pocas horas después Rubalcaba exigía la dimisión de Folgueral al considerar que no se habían hecho bien las cosas.

ESPACIO ECO