POLÍTICA
13/03/2013 15:15 CET | Actualizado 13/05/2013 11:12 CEST

Los sindicatos de tierra e Iberia firman un acuerdo y ponen fin a la huelga

REUTERS

Los sindicatos mayoritarios de los trabajadores de tierra y vuelo de Iberia y la dirección de la aerolínea han firmado este miércoles la propuesta de acuerdo del mediador en el conflicto, Gregorio Tudela, lo que supone poner fin al conflicto enquistado desde noviembre del año pasado.

El acuerdo, que reduce en 666 el número de personas afectadas por el recorte de plantilla, hasta las 3.141, ha sido rubricado por los sindicatos mayoritarios, UGT, CCOO, CTA Vuelo, USO, Sitcpla y Asetma, que representan al 93 % de la plantilla- en la sede del Ministerio de Fomento en un acto presidido por la titular del departamento, Ana Pastor.

Iberia explicó que la firma de este acuerdo, de obligado cumplimiento para la totalidad de los empleados de la empresa, al ser aceptado mayoritariamente, supone la desconvocatoria inmediata de la huelga prevista para la próxima semana, del 18 al 22 de marzo, así como la retirada del plan de despido colectivo propuesto por la empresa.

Los seis sindicatos firmantes del acuerdo son los que habían convocada las huelgas en Iberia a las que se adhirieron posteriormente los pilotos, que hoy no han rubricado la propuesta de Tudela, por considerar que necesitan más tiempo para estudiarla, pero no seguirán adelante con los paros para no enturbiar la paz social lograda.

PENDIENTES DE LOS FLECOS

Su jefe de sección sindical en Iberia, Justo Peral, precisó que desde la posición del colectivo todavía no se han alcanzado una decisión respecto al acuerdo, fundamentalmente por ciertas garantías de futuro que "queremos ver más claras" y por un ERE, que tal y como está reflejada en estos momentos, es "muy desigual para los pilotos con respecto al resto de colectivos".

Peral insistió en que, por no haber alcanzado esos mínimos y una cierta premura de llegar a soluciones, "tenemos que seguir negociando" y viendo si es alcanzable un acuerdo alrededor del documento del mediador.

Añadió que van a trabajar intensamente en ello y que asumirán todos los sacrificios que incluye el documento para el colectivo, y que, "en apoyo" al resto de los sindicatos que han desconvocado la huelga y para crear un ambiente propicio para poder resolver de una vez por todas el tema, "no vamos a realizar la huelga prevista para la semana que viene".

La ministra agradeció al mediador y a todas las partes el esfuerzo que se ha hecho hasta el día de hoy y también se dirigió a los sindicatos que aún no están dentro del acuerdo -además del Sepla, Stavla, CTA Tierra y CGT- con la esperanza de que estos días se pueda llegar a un acuerdo y un entendimiento, porque es lo que "deseamos todos, y creo que hablo en nombre de todos los españoles, y más especialmente teniendo a la vuelta de la esquina la Semana Santa".

LA COMPAÑÍA, SATISFECHA

El director de Recursos Humanos de Iberia, José Luis Romero, manifestó la satisfecha de la compañía por el acuerdo y lo consideró como una gran noticia para la empresa porque "va a ayudar a superar las dificultades que tiene".

Agradeció al mediador por hacer posible que este acuerdo que parecía difícil se haya alcanzado y añadió que se intentará seguir construyendo nuevos pactos y soluciones para afianzar el futuro de Iberia.

En la misma línea se manifestó el secretario federal del sector aéreo de UGT, Francisco Rodríguez, quien indicó que Tudela consiguió algo que parecía imposible entre las posiciones radicalmente encontradas como son las que se mantienen en Iberia entre empresa y sindicatos.

Explicó que la firma del acuerdo es "el punto y seguido" de otra cuestión, porque aquí no se acaba el problema que tienen Iberia, y añadió que, a juicio de los sindicatos, la viabilidad de la compañía no se obtiene sólo por hacer un ERE y un acuerdo de reducción salarial.

En su opinión, "se obtiene además, adquiriendo compromisos, que se encuentran aún pendientes de adquirir", pero la parte social espera que, las próximas semanas y meses, "las dos partes seamos capaces de adquirirlos", y confió en que los sindicatos no tengan que volver a un enfrentamiento, huelgas y a paralizar la actividad aeroportuario de este país.