POLÍTICA
22/03/2013 16:25 CET | Actualizado 22/03/2013 16:26 CET

Los bancos deberán aportar una derrama de 2.000 millones para preferentes

EFE

Todos los bancos y cajas tendrán que pagar una derrama extraordinaria de 2.000 millones de euros al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para que empiece el proceso de canje de las participaciones preferentes y la deuda subordinada de Novagalicia Banco y Catalunya Banc, que no cotizan en bolsa.

El proceso permitirá a los suscriptores cambiar estos títulos por otros que sí tengan liquidez, como ocurre en el caso de Bankia, que sí cotiza en los mercados, por lo que los títulos se cambiarán por acciones ordinarias. Se trata de productos de inversión “complejos” -según la propia definición del Ministro de Economía, Luis de Guindos-, que se comercializaron entre cerca de 600.000 ahorradores tradicionales que ahora no pueden recuperar su inversión.

El consejo de ministros ha aprobado hoy esta derrama que no es idéntica para todas las entidades, ya que las que participan en el banco malo o Sareb podrán deducirse el 30% de lo aportado. Será gradual a lo largo de varios años, con un primer desembolso del 40% del total en enero de 2014.

La gran incógnita sigue siendo cuáles son los términos del canje, algo que está previsto conocer esta misma tarde cuando lo anuncie el Fondo Estatal para la Reestructuración del Sector (FROB), ahora accionista mayoritario de NCG y Catalunya Banc. El FROB también anunciará del nuevo valor de las acciones de Bankia.

El gobierno también ha aprobado la creación de una comisión de seguimiento del arbitraje en los casos de participaciones preferentes en las entidades nacionalizadas, una comisión que estará presidida por la presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV), Elvira Rodríguez.

ESPACIO ECO