ECONOMÍA
24/03/2013 13:55 CET | Actualizado 24/03/2013 14:16 CET

Guindos: "El sistema bancario español es uno de los más solventes de Europa"

EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha descartado utilizar el excedente de 60.000 millones del rescate bancario para posibles futuros saneamientos de la banca española. Al mismo tiempo, ha desestimado la posibilidad de aprobar un nuevo decreto para obligar a las entidades a dotar nuevas provisiones por las refinanciaciones de deuda de empresas inmobiliarias y constructoras.

En una entrevista concedida a Europa Press, De Guindos ha aclarado que los traspasos a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) y las provisiones exigidas para limpiar los balances de los activos inmobiliarios no obligan a adoptar nuevas decisiones en materia de provisiones. "En la situación actual se están produciendo muchas menos refinanciaciones forzadas que lo que ocurría hace seis meses", ha subrayado.

Además, ha hecho suyas las afirmaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ha insistido en que el sistema bancario español es "uno de los más solventes de Europa, con una enorme liquidez y con capacidad de acceso a los mercados", tras la recapitalización y el traspaso de activos a la Sareb. Las palabras recuerdan a las que pronunció en 2008 el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que aseguró: "Quizá España cuenta con el sistema financiero más sólido de la comunidad internacional".

De Guindos también ha considerado que los 40.000 millones de euros de los 100.000 millones concedidos por los socios europeos para recapitalizar el sistema financiero son "suficientes", y afirmó que esa ayuda se devolverá según se vayan generando ingresos por privatizaciones.

"Es un préstamo a doce años y medio con diez de carencia y un 0,5% de tipo de interés, unas condiciones que son las más favorables en estos momentos. En absoluto se plantea ningún tipo de desembolso adicional", ha subrayado.

LA "GRAN VENTAJA"

Así, ha dicho que este préstamo empieza a vencer a partir del décimo año y que es "muy distinto al endeudamiento tradicional de la deuda española". "Al ver la deuda emitida por España, el coste de este préstamo es muchísimo más reducido, con un periodo de carencia muy largo y con un vencimiento medio de doce años y medio. Esa es la gran ventaja de esta financiación de 40.000 millones, ha resaltado.

Por otro lado, el ministro ha avanzado que en las próximas semanas el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que actúa en la práctica como holding de las entidades nacionalizadas (Bankia, Novagalicia Banco y Catalunya Banc), presentará un plan estratégico con las líneas de actuación de las tres entidades.

Aunque ha descartado una fusión de las tres, sí que ha avanzado que podrían realizar "actuaciones conjuntas de coordinación de algunos segmentos de negocio". "Ya existe un holding común. No se va llevar a cabo un proceso de fusión. Si se fusionaran, no tendría demasiado sentido desde el punto de vista operativo ni de la futura enajenación", ha explicado.

LOS DEPOSITANTES, "TRANQUILOS"

Según ha indicado, Bankia, Novagalicia Banco y Catalunya Banc suponen el 15% ó 16% del sistema bancario español y "son marcas que de forma individualizada tienen mucho más valor que conjuntas". "Estas entidades habrá que sacarlas al mercado. El FROB tendrá que recibir cuantías por su venta y es mucho más fácil venderlas por separado que conjuntamente", ha insistido.

Respecto a la pérdida de valor de las acciones de Bankia, De Guindos ha defendido la actuación del FROB en este proceso ya que, a su juicio, ha actuado con transparencia a la hora de comunicar que el valor de la entidad era negativo. "Eso determina lo que es el valor de las acciones. Ahí el FROB ha actuado con absoluta transparencia, mucha anticipación. Nadie se debe llevar a engaño al respecto", ha apuntado.

En todo caso, De Guindos ha manifestado que los depositantes de la entidad pueden estar tranquilos, porque el grupo BFA-Bankia "es una de las entidades más seguras y líquidas de Europa", y ha subrayado que el Fondo de Reestructuración Ordinaria Bancaria (FROB) ha actuado con "transparencia absoluta" a la hora de dar a conocer las "implicaciones" de su proceso de recapitalización.

El ministro ha indicado que al Gobierno le ha tocado "hacer frente a una situación problemática en BFA-Bankia", pero ha garantizado que la entidad es segura y líquida. "Los 7 millones de depositantes pueden estar absolutamente tranquilos, mucho más tranquilos de lo que estaban hace unos meses", ha añadido.

NORMA SOBRE HONORABILIDAD

Respecto a la norma sobre la honorabilidad de los directivos de entidades financieras, que deriva de una directiva de la Asociación Bancaria Europea, señaló que ya ha salido del Consejo de Estado tras incluir unas observaciones "que no son importantes", y avanzó que las incluidas se recogerán en un decreto que puede aprobar el Gobierno "en un futuro próximo".

Preguntado por si esta norma podrá aplicarse al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, condenado por el Supremo e indultado por el anterior Ejecutivo socialista, para que pueda continuar en su cargo, De Guindos ha afirmado que "el Gobierno no hace decretos 'ad hominen' ni a favor ni en contra absolutamente de nadie. No sé a quien se va a aplicar y a quien no. El Gobierno hace normas de carácter general que afectan a totalidad de ciudadanos españoles".

EL BANCO MALO

Preguntado sobre qué le falta al llamado 'banco malo' para ganar credibilidad internacional, De Guindos ha afirmado: "La Sareb es la institución más complicada desde el punto de vista de la gestión que se ha creado prácticamente en la historia de España porque ya ha recibido 200.000 activos. Lo que se está haciendo en estos momentos es un análisis pormenorizado de estos activos para ver cuál es su situación registral y proceder a identificarlos con exactitud", ha resaltado.

"Sareb tiene un plan de negocio creíble, está actuando con una transparencia enorme y es uno de los instrumentos más poderosos que hay para sanear el sistema bancario", ha precisado.

En otro orden de cosas, el ministro explica que el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) dará liquidez a las acciones que Novacaixagalicia y Catalunya Caixa entregarán a los preferentistas en el canje de sus participaciones, dado que en el caso de Bankia, las acciones ya disponen de esa liquidez al cotizar en bolsa.

ESPACIO ECO