Huffpost Spain

Rajoy y Mas se reunieron en secreto, coincidieron sobre el déficit y se enfrentaron por el derecho a decidir

Publicado: Actualizado:
ARTUR MAS MARIANO RAJOY
Gtres

Mariano Rajoy y Artur Mas están de acuerdo en que no están de acuerdo, pero por lo menos lo hablan. El presidente del Gobierno y el de la Generalitat se vieron la semana pasada en La Moncloa en una reunión secreta que no ha trascendido hasta este miércoles.

Ambos presidentes trataron de romper el hielo tras meses de un agrio enfrentamiento por el pacto fiscal que proponía Mas, el derecho a decidir sobre la independencia que planeó sobre las últimas elecciones catalanas y el límite del déficit.

Según las fuentes conocedoras de la reunión, ambos presidentes afinaron un acuerdo para elevar el límite de déficit de Cataluña en caso de que la Comisión Europea haga lo propio con el conjunto del Estado. Rajoy y Mas constataron también los problemas de tesorería que tienen las administraciones y las dificultades para pagar sus deudas y acordaron seguir buscando fórmulas para poner solución a este problema.

Mas dejó claro a Rajoy que no puede asumir el 0,7% de tope fijado inicialmente, algo que según sus socios de Esquerra Republicana de Catalunya implicaría poner en marcha un recorte más profundo del hecho en Grecia, según informa El Periódico.

Sin embargo, las distancias siguen siendo grandes.

"Consulta: no. Déficit: ya veremos", titulaba el diario Ara tras la reunión.

El portavoz de CiU en el Parlamento catalán, Jordi Turull, constató una sensación "agridulce" porque aunque "la vía del diálogo sigue abierta", en cuanto al "proceso del derecho a decidir las distancias son abismales", según dijo en declaraciones a la prensa.

La entrevista, que tal y como había venido pidiendo Mas se celebró con carácter secreto, estaba aplazándose desde hace tiempo y fue la primera que mantienen desde la nueva investidura de Mas como presidente de la Generalitat. En las últimas semanas, ambos Gobiernos han ido limando asperezas y, aunque Mas y Rajoy no celebraban una reunión desde el 20 de septiembre, sí habían hablado varias veces por teléfono y se habían visto en actos oficiales como la inauguración del AVE a Girona.