INTERNACIONAL
02/04/2013 16:26 CEST | Actualizado 02/06/2013 11:12 CEST

Mijalis Sarris, ministro de Finanzas de Chipre, dimite tras negociar el rescate

EFE

El ministro de Finanzas de Chipre, Mijalis Sarris, ha presentado su dimisión al presidente del país, Nicos Anastasiades, después de concluir las negociaciones sobre el rescate de la isla, que supondrá la imposición de importantes quitas sobre los depósitos de más de 100.000 euros.

Sarris, quien antes de ser ministro fue miembro de la junta directiva del Banco Popular (Laiki) -en proceso de liquidación y en el punto de mira de la investigación-, afirmó que lo hacía para "facilitar los trabajos de la comisión".

En declaraciones a los medios, Sarris indicó que con su dimisión pretende facilitar la labor de la comisión que investiga las actividades durante el periodo en el que presidió Laiki Bank.

"Hoy empezó a trabajar la comisión que investigará las causas de la bancarrota del sistema bancario chipriota y su investigación se extiende hasta el periodo en el cual fui presidente de la junta de administración del Banco Popular", explicó.

El presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, anunció que aceptaba la dimisión, porque se produce en un momento en que han concluido las negociaciones con la troika sobre el paquete de reformas que debe cumplir Chipre a cambio del rescate de 10.000 millones de euros.

"Las negociaciones han concluido hoy con importantes éxitos en los objetivos que nos habíamos puesto", dijo Anastasiadis.

Sarris había sido ministro de Finanzas desde 2005 hasta 2008, y desde enero hasta agosto de 2012 fue presidente de la junta administrativa del Banco Popular.

Nada más asumir el cargo con la constitución del nuevo Gobierno hace algo más de un mes, Sarris debió afrontar las negociaciones con la troika y la reforma radical del hipertrofiado sistema bancario chipriota, que ha llevado a la liquidación del Popular y a una amplia reestructuración del Banco de Chipre.

Durante las dos semanas que ha durado el corralito y a raíz de las restricciones del flujo de capital impuestas tras la reapertura de los bancos, tanto Sarris como el gobernador del Banco Central, Panikos Dimiatriadis, han estado en el punto de mira de las críticas.

Sarris será sustituido en el cargo por Jaris Yeoryiadis, hasta ahora ministro de Trabajo, quien será sustituido a su vez por Zeta Emilianidu, directora general en el ministerio de Comercio.

ESPACIO ECO