Dos ciudadanos españoles fueron encontrados muertos con varios disparos en el interior de un coche que fue arrojado a un canal en el municipio de Culiacán (noroeste de México), informaron este sábado fuentes oficiales a EFE.

Las víctimas fueron identificadas como José Montoya Lozada, de 50 años, y Fernando Carmona, de 57, ambos comerciantes y con residencia en España, informó la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Sinaloa.

El vehículo en el que viajaban fue encontrado por personas que transitaban por el lugar, quienes fueron los encargados de dar parte a las autoridades. Las víctimas se encontraban en el asiento de atrás del automóvil, ambos estaban esposados y presentaban varios impactos de bala.

Los fallecidos estaban desaparecidos desde el 4 de mayo y estaban en Sinaloa efectuando un recorrido gastronómico en los pueblos de Culiacán, en un viaje presuntamente relacionado con su labor de comerciantes.

En Sinaloa, cuna de los principales capos históricos y actuales de México, predomina el cártel que lleva el nombre de este estado, encabezado por Joaquín "el Chapo" Guzmán, pero hay presencia de otros grupos que le disputan el control de territorio como los hermanos Beltrán Leyva.