Salvador Dalí hubiese cumplido este sábado 109 años. El artista catalán, que murió en 1989, está estos días muy presente en Madrid gracias a la exposición del Museo Reina Sofía "Dalí. Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas".

Una muestra que está teniendo buena aceptación, dado que desde el 27 de abril y hasta el pasado día 6 de mayo la habían visitado 60.353 personas. De esta cifra global, más de la mitad de las visitas se produjeron durante el día 2, fiesta de la Comunidad de Madrid, el 3 y el fin de semana del 4 y 5 de mayo, fechas en las que se contabilizaron 35.323 visitantes, informaron a Efe fuentes del museo.

Estos datos sitúan la exposición, en la que se despoja la figura de Salvador Dalí de todo el ruido mediático para mostrar la esencia de uno de los grandes artistas del siglo XX, por encima de la que en el año 2006 el Reina Sofía, junto con el Museo del Prado, dedicó a Picasso.

Además, precisaron las fuentes, hay que tener en cuenta que el Reina Sofía ha estado cerrado dos días, el martes 30 de abril por ser el día de descanso semanal, y el 1 de mayo, una de las fechas del año en que el museo no abre sus puertas.

Para celebrar el cumpleaños de Dalí, hemos recuperado algunas de sus mejores frases en esta galería.

Loading Slideshow...

Loading Slideshow...
  • Construcción blanda con judías hervidas (Premonición de la Guerra Civil)

    Pintada en 1936, es una de las obras más agresivas del artista. Dalí terminó el cuadro seis meses antes de la Guerra Civil española, sin embargo parece saber que el conflicto era inminente y quiso representarlo a través de un monstruo amorfo cuyas partes se estrangulan unas a otras.

  • Retrato de Picasso

    Dalí era un gran admirador de Picasso y es este cuadro surrealista describe bien al que consideraba "uno de los mayores anarquistas y destructores de la historia, que tiene la gloria de haber destruido la pintura de los Salones y la belleza pseudo-oficial". Año 1947.

  • Los primeros días de primavera

    Esta obra es una de las primeras donde Dalí da una idea del surrealismo del resto de su obra. Pintada en 1929, tiene influencias de la pintura “metafísica” italiana.

  • La tentación de San Antonio

    Esta obra surrealista de 1946 muestra a San Antonio de rodillas en medio del desierto haciendo un exorcismo a un caballo y elefantes que portan las tentaciones del santo.

  • El espectro del sex-appeal

    Este cuadro, pintado en 1934, muestra la visión del pintor sobre el sexo femenino, enmarcado dentro del cabo de Creus.

  • Niño geopolítico observando el nacimiento del nuevo hombre

    Dalí realizó esta pintura en 1943, cuando ya se había exiliado a Nueva York. Se cree que trata de representar el posicionamiento de EEUU como nueva potencia mundial.

  • Autorretrato con cuello rafaelesco

    Dalí habla de este cuadro en su autobiografía <em>Vida Secreta</em>: “Había dejado crecer mi cabello y lo llevaba largo como el de una niña y, mirándome al espejo, adoptaba con frecuencia la postura y el melancólico aspecto de Rafael, a quien habría querido parecerme lo más posible. Aguardaba también con impaciencia que creciera el vello en mi rostro, para poder afeitarme y llevar largas patillas. Deseaba darme lo antes posible un 'aspecto insólito', componer una obra maestra con mi cabeza”. Año 1921.

  • El gran masturbador

    Con esta obra de 1929 Dalí se sumerge de lleno en el surrealismo. En ella se ve una masa blanda que en realidad es su autorretrato, de la que surgen las figuras de la mujer y los genitales del hombre.

  • Carne de gallina inaugural

    Esta obra fue pintada en 1928, durante una etapa presurrealista. Dalí no la dio este nombre hasta un tiempo después de terminarla.

  • Crucifixión 1 (Serie Putrefactos)

    Dibujo de tinta china sobre papel, 1925.

  • Ilustración para el libro 'La vida secreta de Salvador Dalí'

    Años 1939-1941.