POLÍTICA
21/05/2013 16:51 CEST | Actualizado 21/05/2013 16:51 CEST

El PP defiende la "legalidad" de los sobresueldos pero no explica los pagos al contado

EFE

El Partido Popular sigue defendiendo sus cuentas y los sueldos de sus principales dirigentes. Los populares han señalado en un comunicado que las declaraciones de este lunes del presidente del Senado, Pío García-Escudero, y del diputado Eugenio Nasarre ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz por el caso Bárcenas "confirman la legalidad del sistema de retribuciones de los cargos" del partido.

Esta versión del partido se ha producido después de que García-Escudero reconociese que recibió sobresueldos de 700.000 pesetas (unos 4.200 euros) entre los años 1999 y 2003 por las funciones que desempeñaba en el Grupo Popular en la Cámara Alta.

Además, Nasarre admitió "pagos complementarios" de 1.800 euros al mes, entre 2000 y 2004, por sus "responsabilidades internas" en el PP que compatibilizó con su cargo de parlamentario. El diputado también dijo que el extesorero del PP Álvaro Lapuerta, en presencia de Luis Bárcenas, le hizo entrega en su despacho de dos sobres por un importe total de 70.000 euros en efectivo como donativo anónimo a su Fundación Humanismo y Democracia.

"PERFECTAMENTE LEGAL"

En la nota, el PP insiste en que todos sus dirigentes y empleados reciben retribuciones en una nómina mensual "perfectamente legal y con sus correspondientes retenciones", aunque no da explicaciones sobre las donaciones.

Sobre este asuntó sí se ha pronunciado el portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso, que ha señalado que la donación para la Fundación Humanismo y Democracia que recibió Nasarre era "anónima" y no de esta formación política.

Además el PP, tras subrayar que "ningún partido se ha sometido a un proceso de transparencia como al que se ha sometido el PP", expresa su "indignación" por informaciones publicadas que, "lejos de explicar el sistema de retribuciones legal y transparente buscan perjudicar al partido y sus dirigentes".

Los populares subrayan que ambas declaraciones confirman la "legalidad" de su sistema de retribuciones que, recuerda, ya ha explicado "ampliamente" y en varias ocasiones que relata.

Apunta así que lo explicó en un comunicado el pasado 31 de enero; en una rueda de prensa ese mismo día de la secretaria general, María Dolores de Cospedal; en otra comparecencia del vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, en la sede del PP el 29 de abril de 2013 y en su informe sobre la investigación interna acerca del funcionamiento de la sede nacional, publicado en la web del partido.

SISTEMAS DE RETRIBUCIÓN

Dicho informe, recuerdan los populares, explica que hay tres sistemas diferentes de retribución de los cargos del partido entre los años 1995 y 2012.

El primer grupo es para quienes obtienen su retribución íntegramente del partido y no reciben ninguna otra como consecuencia de su pertenencia a algún órgano del Estado. Se trata de los empleados del PP con un salario ordinario con su correspondiente cotización a la Seguridad Social y retención de IRPF.

El segundo grupo serían los que no tienen la consideración de empleados del partido pero que como consecuencia de su dedicación a los órganos de gobierno y dirección del partido reciben un complemento que se abona en concepto de "gastos de representación" y tiene "su correspondiente retención de IRPF".

Dichas cantidades, añade el comunicado, están homologadas en función de la responsabilidad que desempeñan.

Finalmente, están los cargos del partido que, ejerciendo una función en la dirección del partido, forman parte de un Gobierno, y en ese caso, subraya el PP, "no perciben las retribuciones del partido".

ESPACIO ECO