POLÍTICA

Aznar ficha como asesor del bufete de abogados DLA Piper

24/05/2013 11:08 CEST | Actualizado 24/05/2013 11:09 CEST
EFE

El expresidente del Gobierno José María Aznar acaba de formalizar su incorporación como asesor senior del consejo mundial del bufete DLA Piper, según publica el diario económico Expansión.

Este órgano de gobierno está formado por doce miembros, la mitad procedentes de Estados Unidos. Hasta ahora sólo había un miembro español, el socio senior Juan Picón.

Aznar asesorará sobre actividades en Latinoamérica, según explicaron fuentes financieras de la City londinense a Expansión.

DLA Piper sólo cuenta en América Latina con una oficina propia en México. En el resto de países latinoamericanos está presente con alianzas con otras firmas.

CON EL MAGNATE MURDOCH

Ésta no es la primera relación laboral que Aznar establece con una gran multinacional estadounidense, ya que en 2006 fue nombrado consejero de NewsCorp, el grupo global de medios de comunicación que controla el magnate Rupert Murdoch.

Según informó Europa Press el pasado año, Murdoch le subió el sueldo a Aznar y en el último ejercicio fiscal percibió una retribución de 247.639 dólares (198.112 euros) por su labor como consejero de News Corporation. Se convirtió entonces en el único integrante no anglosajón del grupo que tomaba las decisiones de la compañía.

Desde 2011 también es asesor externo de Endesa para Latinoamérica. La retribución por esta actividad es de unos 200.000 euros anuales.

EL MAYOR BUFETE DEL MUNDO

DLA Piper es el mayor bufete de abogados del mundo con una red propia de oficinas en más de 30 países en Asia, Australia, Europa, Oriente Próximo y EE Uu con más de 4.200 abogados y sede en Londres y Nueva York. Es el despacho que más facturó en el mundo en el ejercicio de 2012 con un total de 1.850 millones de euros y un 8,6% de crecimiento. Tuvo unos beneficios por socio en 2012 de un millón de euros.

AZNAR DESPUÉS DE LA MONCLOA

Tras abandonar el Palacio de La Moncloa y el liderazgo del Partido Popular, Aznar se volcó en la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), de la que es presidente.

Otra fuente de ingresos durante estos años ha sido el contrato que firmó con Planeta para escribir las distintas entregas de sus memorias, que se llegó a cifrar en 600.000 euros. Además, completa su sueldo con las charlas y conferencias que imparte en diversos foros y universidades internacionales.

A todo esto, hay que sumarle la polémica pensión que el Estado da a los expresidentes, por el que ha llegado a ingresar durante varios años retribuciones en torno a los 80.000 euros anuales. Con la crisis, las partidas por haber ocupado La Moncloa han ido descendiendo por debajo de esta cifra.