Huffpost Spain

Un romance lésbico, Palma de Oro en Cannes mientras miles de personas se manifiestan contra el matrimonio gay

Publicado: Actualizado:
GETTY
GETTY

El mismo día en que decenas de miles de personas -150.000 según la Policía; un millón según los organizadores- salían a las calles de París para manifestarte contra el matrimonio gay en Francia, una película que narra la historia de amor de una pareja de lesbianas, La Vie d'Adele, ganaba la Palma de Oro del 66 Festival de Cine de Cannes.

Y mientras su director, Abdellatif Kechiche, y las protagonistas, Adele Exarchopoulos y Lea Seydoux, celebraban el premio, en París cientos de manifestantes lanzaban botellas contra la Policía al término de la marcha contra el matrimonio igualitario.

Son los contrastes que este domingo se han evidenciado más que nunca en Francia, un país considerado la cuna de los derechos humanos y cuyo lema oficial es "Liberté, égalité, fraternité" (Libertad, igualdad, fraternidad). Por eso, a muchos no les deja de sorprender la rotunda oposición de un buen número de franceses al matrimonio homosexual, aprobado el pasado 23 de abril, y que ha provocado ya varias manifestaciones multitudinarias que en las últimas semanas han visto crecer brotes de violencia. Frigide Bardot se ha convertido en la musa del movimiento "Manif pour tous" (manifestación para todos), en oposición al "mariage pour tous" (matrimonio para todos) del presidente Hollande.

"ESPÍRITU DE LIBERTAD"

En este contexto, las palabras de Kechiche al recoger el premio tienen un significado especial. "Me gustaría dedicar este premio, esta película, a la bella juventud de Francia que me ha enseñado mucho sobre el espíritu de libertad, el vivir juntos, así como a otra juventud, a la de la revolución tunecina, por su aspiración a vivir ellos también libremente, a amar libremente", declaró el cineasta, visiblemente emocionado y feliz.

En la misma línea se ha expresado Steven Spielberg, presidente del jurado. "Es una historia de un amor profundo, magnífico. El director no se ha reprimido en absoluto. Estábamos encandilados por el encanto de la película, de sus actrices formidables. El director ha realmente dejado que los personajes cobrasen vida".

Desde luego, 'La Vie d'Adele' es un tortazo a los prejuicios desplegados por las calles de París este domingo. Narra la historia de Adèle, una adolescente de Lille que coquetea con varios compañeros de instituto hasta que conoce a una chica de pelo corto y teñido de azul que le llama la atención.

No puede dejar de pensar en ella y sale a buscar por la ciudad. Cuando finalmente la encuentra, entre ambas surge una poderosa historia de amor que acompaña también el paso de la juventud a la edad adulta de la protagonista.

SIN REPRIMIRSE

Kechiche ha contado la historia sin reprimirse y, seguramente, sacando de sus casillas a muchos de esos que protestaban en París mientras él recogía su premio: una historia de amor en que la homosexualidad se trata con total normalidad, con largas y detalladas escenas de sexo (la primera dura cerca de 10 minutos).

No es la primera vez este año que una gala de cine acaba siendo una reivindicación. En enero, sin ir más lejos, Jodie Foster reivindicó su homosexualidad en los Oscar. "Creo que tengo una necesidad urgente de decir algo que no he sido nunca capaz de decir público y que me devuelve un poco nerviosa, pero tal vez no tan nerviosa como mi representante, ¿eh, Jennifer?. Así que voy a decirlo con fuerza, fuerte, ¿de acuerdo? Voy a necesitar todo vuestro apoyo.. Soy... ehh... ¡soy soltera!", dijo.

BESOS Y MÁS BESOS

En el año 2009 el matrimonio homosexual ya fue protagonista en los Oscar gracias a Sean Penn y su película Milk. "Creo que es un buen momento para quienes votaron por la prohibición del matrimonio homosexual de sentarse, reflexionar y anticipar su gran vergüenza y la vergüenza en los ojos de sus nietos si mantienen ese tipo de respaldo. Debemos tener derechos iguales para todos", dijo Penn. Poco antes, el guionista de Milk, Dustin Lance Black, había lanzado asimismo un llamado contra la prohibición del matrimonio gay.

Para el recuerdo queda también el beso que en los Oscar de 2011 se dieron en los labios Javier Bardem y Josh Brolin y que la cadena ABC ocultó.

Pero lo cierto es que los besos entre parejas del mismo sexo son habituales en las entregas de premios. Uno de los más comentados fue el de Madonna con las cantantes Christina Aguilera y Britney Spears en una entrega de los premios MTV. También Sandra Bullock besó a Meryl Streep, y meses más tarde, a Scarlett Johansson. En los premios Goya, uno de los que primero se decidió fue el presentador José Corbacho, que además de besarse con Elsa Pataky, no se cortó a la hora de ponerle los labios a Alejo Sauras o a Hugo Silva.

Close
Fotos Cannes 2013: primera alfombra roja
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen
Close
Fotos de Cannes 2013, en plan Gatsby
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen
Close
Fotos: gala AMFAR en Cannes 2013
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen