POLÍTICA

Europa concederá a España un margen de déficit superior al que había pedido el Gobierno

29/05/2013 09:07 CEST | Actualizado 29/05/2013 10:58 CEST
EFE

La Comisión Europea confirmará este miércoles la extensión de dos años del plazo para que España rebaje su déficit a menos del 3% del PIB a cambio de más deberes, y se pronunciará sobre los planes de reforma y ajuste del Gobierno español.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y los comisarios europeos de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, y de fiscalidad, Algirdas Semeta, explicarán en conferencia de prensa a partir de las 12:00 horas GMT el veredicto de Bruselas respecto a España y los demás países en situación de déficit macroeconómico.

En principio, Rehn propondrá a sus homólogos dar dos años más para reducir el déficit a Francia (hasta 2015) y un año a Holanda, Polonia y Eslovenia, mientras que estudia cerrar el expediente por déficit excesivo a Hungría, Italia, Letonia, Rumanía y Lituania. En el caso de España no se espera que la CE abra un expediente por desequilibrios macroeconómicos excesivos.

Se espera que el examen de la Comisión sobre el plan nacional de reformas y el programa de estabilidad español sea positivo, según adelantó el propio Rehn, tras la última reunión del Eurogrupo en mayo, por lo que las autoridades del país no esperan nuevas exigencias de Bruselas.

El Ejecutivo comunitario ya dio algunas indicaciones de por dónde irían sus recomendaciones a España el pasado 10 de abril, cuando presentó su análisis sobre los desequilibrios macroeconómicos excesivos del país. La Comisión apuntó entonces que la aplicación del calendario de las reformas era mixta, que España tenía que mejorar la competencia en los mercados de productos y servicios, y actuar en el frente de los servicios profesionales.

También recomendó revisar la reforma laboral para reducir la dualidad, facilitar el ajuste de los salarios a las condiciones económicas y mejorar las políticas activas de empleo.

El Gobierno español se ha mostrado convencido de que la revisión de la reforma arrojará un resultado positivo y ha asegurado que no va a hacer modificaciones de la misma en este momento.