ECONOMÍA

La OCDE empeora aún más las previsiones de España en 2014: el paro superará el 28% y la recesión será del -1,7%

29/05/2013 11:26 CEST | Actualizado 29/05/2013 12:05 CEST

Y cuando pensábamos que estábamos mal, llegó la OCDE a decirnos que vamos a estar peor. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ha revisado a la baja sus previsiones para la zona euro y señala que una "lenta recuperación" no va a evitar que la tasa de desempleo llegue a superar el 28%.

En su informe semestral de Perspectivas, la OCDE ha indicado que el Producto Interior Bruto (PIB) de España en 2013 caerá un 1,7 %, lo que significa un resultado no sólo peor de lo que había estimado en noviembre (-1,4 %), sino también del último anunciado por el Gobierno español (-1,3 %) y por la Comisión Europea (-1,5 %).

Para 2014, la remontada también será más tímida de la proyectada hace seis meses (0,4 % en lugar de 0,5 %) y eso es lo que conducirá a un nivel de desempleo que "sobrepasará el 28 % antes de estabilizarse".

Estas previsiones de desempleo superan las del Gobierno, que anticipó que el paro en 2013 sería del 27,1% y del 26,7% en 2014.

Las cifras del paro para ese ejercicio superan en más de un punto las que la OCDE anticipó en su último estudio de Perspectivas y las razones hay que buscarlas en el hundimiento de la demanda interna: -3,8 % en 2012, -4,3 % en 2013 y -1,7 % en 2014.

RAZONES Y PROPUESTAS

Los autores del informe señalaron que sobre la demanda pesa el "amplio esfuerzo de saneamiento presupuestario, las condiciones tensas de crédito, la reducción de la deuda privada y la ralentización de la actividad en Europa".

En ese contexto, subrayaron que "la prioridad número uno del Gobierno debería ser estimular el crecimiento" y cumplir sus objetivos de saneamiento de las cuentas públicas, pero dejando que actúen los estabilizadores automáticos.

También reclamaron el fin de la extensión legal de los acuerdos salariales de los convenios colectivos para dar "más flexibilidad" a las empresas para contratar en un momento de gran incertidumbre, al tiempo que pidieron que se continúe con las medidas de activación del mercado laboral y de adecuación de la mano de obra.

DÉFICIT DE 6,4%

Por otro lado, la OCDE señala que debido a los "sustanciales esfuerzos de consolidación", el déficit continuará cayendo, aunque según sus estimaciones el descenso en 2013 será mínimo, ya que pasará del 7% de 2012 (10,6% teniendo en cuenta las ayudas a la banca) hasta el 6,9% en 2013. En 2014, el déficit público cerrará en el 6,4%, según la organización.

De cumplirse las previsiones de la OCDE, España incumpliría los objetivos presentados a Bruselas para reducir el déficit por debajo del 3%. Según el Ejecutivo de Mariano Rajoy, el déficit bajará al 6,3% este año, al 5,5% en 2014 y al 4,1% en 2015.

EL RESTO DE LA ZONA EURO, TAMBIÉN PEOR

En el conjunto de la zona euro, prevé un retroceso del 0,6 % este año y limita su recuperación al 1,1 % en 2014, en divergencia notable con los otros grandes países desarrollados, en particular Estados Unidos, y mucho más con los emergentes.

El paro en la zona aumentará del 11,2 % en 2012 al 12,1 % este año y al 12,3 % el próximo.

La recesión afectará en el grupo este año a Grecia (-4,8 %), Portugal (-2,7 %), Eslovenia (-2,3 %), Italia (-1,8 %), España (-1,7 %), Holanda (-0,9 %) y Francia (-0,3 %), además de Chipre (para el que no hay datos), mientras que Alemania logrará escapar con un discreto ascenso del 0,4 % de su PIB.