NOTICIAS

CERN: Príncipe de Asturias de Investigación Científica para los 50 años de búsqueda del bosón de Higgs

29/05/2013 12:00 CEST | Actualizado 29/05/2013 12:20 CEST
EFE

Premio a varias generaciones de científicos. Los que teorizaron sobre el bosón de Higgs y los que han contribuído a su hallazgo 50 años más tarde -los físicos Peter Ware Higgs y François Englert y al Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN)- han sido galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica.

El bosón de Higgs, una partícula clave para desarrollar la explicación sobre el origen del Universo, es una de las investigaciones científicas que, junto a la llegada de Curiosity a Marte, más páginas ocupó en 2012. Fue el 4 de julio y el investigador cuyo apellido ha bautizado a esta partícula se emocionó hasta las lágrimas. También se le conoce, sobre todo a nivel mediático, como la partícula de Dios, algo que no gusta nada a los científicos.

50 AÑOS HASTA CONFIRMAR SU EXISTENCIA

Los físicos Peter Higgs y François Englert (este junto al fallecido Robert Brout) formularon en 1964, al mismo tiempo y de manera independiente, la existencia de la partícula subatómica en el origen de la masa de otras partículas, que se ha conocido como “bosón de Higgs” o “bosón escalar”, según recuerda la Fundación Príncipe de Asturias. Casi 50 años después, a Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) confirmó, mediante la experimentación en el gran colisionador de hadrones (LHC), la existencia de esta partícula.

"Este hallazgo, que ha sido considerado el mayor descubrimiento en la historia de la comprensión de la naturaleza, permite asomarse a la observación de lo que ocurrió inmediatamente después del Big Bang", destaca el acta del jurado.

La gran importancia de la partícula de Higgs es que a ella se atribuye la propiedad de atraer y mantener juntas al resto de partículas elementales que constituyen la materia visible del universo. Se considera que ya se ha desarollado su hallazgo, aunque falta la confirmación definitiva. El CERN señalaba hace meses que la partícula elemental que se consiguió detectar el pasado año se parece "cada vez más" a la propuesta del bosón de Higgs. El análisis de los datos sugiere también que el Universo que habitamos tiene una duración finita.

Se le consideraba la candidatura de las 43 finalistas en esta categoría de los Premios Príncipe de Asturias 2013, procedentes de 15 países.

El científico Manuel Toharia, miembro del jurado, dijo la víspera del premio que este hallazgo, que se formalizó el año pasado, "es el único ladrillo que falta para completar y entender la estructura íntima de la materia de la que se compone el universo". "El bosón de Higgs no resuelve el problema de la energía en el mundo. Estamos hablando de ciencia, de la base no de lo brazos, de la estructura íntima de la materia", subrayó en declaraciones a Efe Toharia, tras destacar que los padres del bosón son candidatos a conseguir el Premio Nobel.

Este galardón es el cuarto de los ocho premios que convoca anualmente la Fundación Príncipe de Asturias en fallarse, tras los de las Artes, las Ciencias Sociales, y Comunicación y Humanidades, concedidos al cineasta austríaco Michael Haneke, la socióloga holandesa Saskia Sassen y la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz, respectivamente.

Cada Premio Príncipe de Asturias está dotado con una escultura de Joan Miró –símbolo representativo del galardón−, la cantidad en metálico de 50.000 euros, un diploma y una insignia, según figura en las bases de la convocatoria.

El gran día de Peter Higgs

Los chistecitos del Bosón