POLÍTICA

La juez ve "indispensable" que Barcina declare como imputada por el caso de las dietas de Caja Navarra

04/06/2013 19:07 CEST | Actualizado 04/06/2013 19:07 CEST
EFE

La juez que investiga el caso de las dietas de Caja Navarra ve "indispensable" que la presidenta de la comunidad, Yolanda Barcina, declare como imputada al apreciar indicios de cohecho impropio y ha emplazado a la partes para que informen si debe elevar la causa al Tribunal Supremo.

Además, la titular del juzgado de instrucción número 3 de Pamplona, María Paz Benito, rechaza en un auto, en este momento procesal, la solicitud de sobreseimiento que había presentado el alcalde de Pamplona, Enrique Maya.

Benito es la juez encargada de investigar el polémico cobro de dietas dobles y triples en Caja Navarra, un caso por el que han sido imputados el expresidente navarro Miguel Sanz, el exconsejero de Economía Álvaro Miranda, el alcalde de Pamplona y el exdirector de la entidad financiera Enrique Goñi.

El auto, contra el que cabe recurso de reforma y de apelación, destaca el nulo soporte normativo o estatutario de las reuniones de la denominada Comisión Permanente de la Junta de Entidades Fundadoras de Caja Navarra, un órgano integrado por Sanz, Miranda, Maya y Barcina.

EL COBRO DE DIETAS

Este órgano se reunía en dos sesiones consecutivas en un mismo día y, por cada una de ellas, se pagaban 2.680 euros brutos para el presidente y 1.717 para los demás miembros, cantidades que no se identificaban como dietas, no aparecían con esa denominación en las cuentas de la Caja y no se ponían en conocimiento del Banco de España ni de la CNMV, por lo que "quedaban al margen de cualquier publicidad, control o fiscalización", se indica en el auto.

En definitiva, concluye la juez, se trató de unas reuniones que "son la base, excusa o justificación de devengo de unas dietas", que carecen de soporte normativo, cuya composición es decidida por el presidente del órgano con el beneplácito del director de Caja Navarra y que no son conocidas ni por los órganos de gobierno de la entidad.

La juez considera "irrelevante" que Sanz, Maya, Miranda y Barcina hayan devuelto las dietas y apunta a la existencia de un presunto delito de cohecho impropio.

BARCINA CONFÍA EN QUE SE DEMUESTRE PRONTO SU INOCENCIA

Tras conocerse este auto, Barcina ha asegurado que confía en que se demuestre pronto su inocencia y su honorabilidad. Además, ha mostrado su "máximo respeto" a las decisiones judiciales y su "total disposición" a colaborar con la Justicia en las instancias que correspondan, en este caso el Supremo, si este tribunal lo estima conveniente.

La presidenta navarra ha comentado que el auto de la juez de instrucción "era algo que se estaba esperando" y, al ser preguntada si dimitiría en el caso de que el Supremo decidiera imputarla, ha indicado: "No vamos a adelantar ningún tipo de valoraciones en este momento".

"La Justicia a hacer justicia y nosotros, los políticos, a trabajar con la tarea que tenemos encomendada", ha declarado la presidenta, que ha insistido en que "se puede trabajar" desde su cargo pese a que la juez aprecie la existencia de indicios de cohecho.