POLÍTICA

El juez decreta prisión para Juan Carlos Aguilar, el 'maestro shaolín' acusado de doble asesinato

05/06/2013 15:45 CEST | Actualizado 05/08/2013 11:12 CEST
EFE

El juez ha decretado el ingreso en prisión de Juan Carlos Aguilar, el maestro shaolín (o falso maestro shaolín), acusado de asesinar a dos mujeres en Bilbao.

Una de las fallecidas, la nigeriana de 29 años Mauren Ada Otuya, ha muerto hoy tras pasar varios días en coma en el Hospital de Basurto. La otra es Jenny Sofía Rebollo, colombiana de 40 años, a la que Aguilar supuestamente descuartizó la semana pasada. Ambas eran prostitutas.

Tras localizar a Aguilar en el gimnasio que regentaba en Bilbao, donde había secuestrado a Ada, a la que iba a dar muerte tras agredirla salvajemente, en el interrogatorio en comisaría, el agresor reconoció que también había matado a otra mujer la pasada semana.

Los agentes encontraron entonces los restos de la primera de las víctimas dentro de bolsas de plástico en el gimnasio y la vivienda del experto en artes marciales. La Ertzaintza halló, entre otros fragmentos del cuerpo, dedos y parte de la columna vertebral.

La huellas dactilares de la mujer colombiana han facilitado su identificación, ya que la Policía autonómica vasca las tenía en su archivos tras haberla identificado hace años por resistencia a la autoridad.

A las diez de este miércoles, Juan Carlos Aguilar ha sido conducido al Palacio de Justicia de Bilbao, para que prestara declaración ante la autoridad judicial, custodiado por dos vehículos policiales y un tercer coche camuflado. Tras prestar declaración ante el juez, éste ha ordenado el ingreso en prisión del detenido.

OFRECIDO POR NISSAN