A las 00:40 horas del 7 de junio de 2012 pulsábamos el botón rojo que lanzaba a la red la edición española de El Huffington Post. Lo hacíamos con una portada que no dejó indiferente a nadie. Es la forma elegante de decir que horrorizó a todo el mundo. El cutre fotomontaje de la ya famosa enfermera mandando callar a Rajoy no sólo causaba dolor de ojos: nos aseguraba la libertad. Ese aborto del Paint era una declaración de intenciones. De ahí en adelante, en la portada de El HuffPost podríamos poner casi cualquier cosa. Y así fue.

Durante estos 12 meses hemos tenido de todo. Algunas pasaron sin pena ni gloria y otras son, simplemente, memorables.

¿El secreto? Aunque parezca mentira detrás de la mayoría de los 'splashes' (así es como llamamos a las aperturas por herencia de la edición madre estadounidense) no hay una sesuda reunión. El proceso creativo llega tras una lluvia de ideas en la redacción.

Una buena foto y mucha mala leche en el titular, con un gran formato inconfundible, hacen el resto. Día a día, estas portadas se vuelven virales en las redes sociales y las capturas de pantalla de nuestras aperturas se comparten cientos y cientos de veces.

Es muy difícil escoger los que creemos que son los mejores 'splashes' de este primer año, pero aquí hay una selección de 12 de esos bofetones de actualidad a cuerpo 90 que causan adicción.

Loading Slideshow...
  • Mayo 2013

  • Abril 2013

  • Marzo 2013

  • Febrero 2013

  • Enero 2013

  • Diciembre 2012

  • Noviembre 2012

  • Octubre 2012

  • Septiembre 2012

  • Agosto 2012

  • Julio 2012

  • Junio 2012

Y si estas 12 te han sabido a poco, ¡aquí tienes más de 500! ¡Vota tu favorita!

Loading Slideshow...