INTERNACIONAL

Miles de turcos vuelven a la calle: "Que nos ataquen, no nos pueden parar"

08/06/2013 19:01 CEST | Actualizado 09/06/2013 12:56 CEST
AFP

Miles de turcos han salido de nuevo este sábado a la calle para protestar contra el Gobierno a pesar de los llamamientos del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, para que pongan fin a las protestas con epicentro en la plaza Taksim de Estambul. Unas 5.000 personas han resultado heridas y se han contabilizado tres muertes en poco más de una semana de protestas.

La población ha mostrado su solidaridad con los manifestantes acampados en Taksim y las plazas de otras grandes ciudades turcas y hasta los aficionados de los tres principales equipos de fútbol de Estambul, Besiktas, Fenerbahçe y Galatasaray han convocado marchas conjuntas para este sábado en el centro de la ciudad.

Aunque por el momento Erdogan no ha hablado de desalojar a los acampados de Taksim, éstos ya se han preparado y han levantado barricadas para defenderse. "Que nos ataquen. No nos pueden parar", gritaba este sábado a través de la megafonía un miembro del Partido Comunista Turco, encaramado al techo de una furgoneta en el centro de la plaza, ante una multitud de manifestantes.

La protesta comenzó a raíz del anuncio de la tala de árboles centenarios de la plaza Taksim para la construcción de un centro comercial, pero la violenta represión policial contra los manifestantes provocó una movilización aún mayor para denunciar lo que consideran autoritarismo de Erdogan.

Precisamente, Erdogan se reúne este sábado con el presidente del Parlamento turco, Cemil Çiçek, para abordar la cuestión de las manifestaciones masivas, aunque también podrían tratar la redacción de una nueva constitución. También este sábado se ha celebrado una reunión de urgencia del Consejo Central de Decisión y Ejecutivo del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) de Erdogan.

LAS CLAVES DE LA PROTESTA

Mientras, el gobierno de la provincia de Esmirna ha anunciado la apertura de una investigación sobre la violencia empleada por las fuerzas policiales contra los manifestantes en un intento de aplacar las críticas por un vídeo en el que se puede ver a un agente arrastrando del pelo a una joven. También hay imágenes de manifestantes apaleados por los policías con sus porras. Tres de los implicados están ya suspendidos de empleo.

Igualmente se investigan las imágenes de policías de paisano armados con palos y golpeando a los manifestantes en Esmirna. La propia Policía ha reconocido que los protagonistas de estos incidentes eran agentes.

NOTICIA PATROCINADA