INTERNACIONAL

Erdogan ofrece diálogo a los manifestantes pero les reprende con cargas policiales (FOTOS)

12/06/2013 12:26 CEST | Actualizado 12/06/2013 12:27 CEST
EFE

La tensión entre los manifestantes de la plaza Taskim y la policía no se ha disipado. Durante la madrugada de este miércoles nuevos enfrentamientos y cargas policiales han enturbiado las negociaciones entre los descontentos con las políticas del Gobierno turco y el primer ministro Recep Tayyip Erdogan, que tenían previsto reunirse esta mañana.

En principio, el encuentro debía celebrarse en la mañana de este miércoles, pero tras las cargas policiales del pasado martes, que dejaron cientos de heridos según la Asociación Médica Turca y "unos pocos" según el Ejecutivo, representantes de la Plataforma de Solidaridad por Taksim se han negado a asistir en protesta por la "represión policial", informa The Guardian.

Durante la pasada madrugada, la policía volvió a disparar andanadas de gases lacrimógenos y cañones de agua contra cientos de manifestantes para barrer la plaza y dispersarlos hacia calles laterales, lo que, según Ahmet Özdemir, uno de los portavoces de la Plataforma, dejó cientos de heridos y decenas de traumatismos craneales por el impacto de los botes de humo disparados por los antidisturbios, publica el diario Hürriyet Daily News.

Según Ahmet, una persona resultó herida de gravedad con una fractura y tuvo que ser ingresada en el hospital para someterse a una operación.

Sin embargo, el enfrentamiento "sólo dejó unos pocos heridos", ninguno de gravedad ni hospitalizado, según el gobernador de Estambul, Hüseyin Avni Mutlu.

Los dos focos principales de las manifestaciones antigubernamentales, la plaza Taksim y el parque Gezi, amancieron este miércoles en calma y ya han sido parcialmente ocupados por los agentes, informa Efe.

La policía no entraba en esta zona desde el 1 de junio, cuando se retiraron tras otros dos días de enfrentamientos. Desde entonces, miles de personas habían ocupado la plaza y acampado en el parque para protestar contra la violencia policial y contra el Gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

CONTRA EL AUTORITARISMO DE ERDOGAN

Lo que comenzó hace 11 días como una protesta medioambiental y pacífica para salvar un parque del centro urbano (Parque Gezi) de su demolición para ser reemplazado por un centro comercial, se transformó rápidamente en una exhibición nacional de rabia contra la postura cada vez "más autoritaria" de Erdogan.

"Lo siento, pero Gezi es para pasear, no para la ocupación", respondió el primer ministro a los concentrados. Erdogan culpó a los medios de comunicación internacionales de ser los responsables de las protestas y de emprender una campaña destinada a "mancillar" la imagen de Turquía.

TAMBIÉN EN 'EL HUFFPOST':

OFRECIDO POR NISSAN