INTERNACIONAL

El reformista Rohani es elegido presidente de Irán en primera vuelta

15/06/2013 11:59 CEST | Actualizado 15/06/2013 20:52 CEST
EFE

Hasan Rohani, único candidato reformista moderado en los comicios de Irán, ha conseguido la presidencia en primera vuelta al superar el 50% de los votos emitidos en las elecciones celebradas este viernes en el país, informó el ministro del Interior, Mostafa Mohamad Nayar.

Rohani, apoyado por los expresidentes reformistas Akbar Hashemi Rafsanyani y Mohamed Jatami, ha vencido de forma inesperada al superar en las urnas a cuatro candidatos ultraconservadores principalistas islámicos, considerados los favoritos del régimen, y un tecnócrata, que quedó en sexto y último lugar. "Es la victoria de la inteligencia, la moderación, el progreso (...) sobre el extremismo", ha manifestado el vencedor.

Para conseguir este puesto en primera vuelta, Rohani ha obtenido 18.613.329 votos de los 36.704.156 que se emitieron en las presidenciales iraníes, de los que 35.458.747 han sido validos, lo que representa una participación del 72,7 por ciento, según explicó Nayar en una rueda de prensa en el Ministerio del Interior.

El éxito inesperado de Rohani, según los comentaristas, ha consistido en movilizar a buena parte de los reformistas desencantados y el electorado ajeno al régimen islámico, reacios a votar tras las presidenciales de 2009, cuando las denuncias de fraude y las protestas fueron sangrientamente reprimidas.

Con la sustitución por Rohani del actual presidente, Mahmud Ahmadineyad, las relaciones exteriores, la economía, los derechos civiles y la situación de la mujer podrían registrar mejoras en Irán, aunque la Presidencia tiene muchas limitaciones y la política exterior y nuclear las controla el líder supremo, ayatolá Ali Jamenei.

CLÉRIGO PRAGMÁTICO

Rohani, un clérigo pragmático que fue secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional y negociador nuclear, ha sido en estos comicios el candidato de consenso de los reformistas de los sectores de Rafsanyani y Jatami, al renunciar el otro aspirante de ese signo, el ex vicepresidente Mohamad Reza Aref.

De los rivales de Rohani, el que ha quedado segundo y que hubiera tenido que ir a la segunda vuelta si el candidato reformista no hubiera superado el 50 por ciento de votos, ha sido el alcalde de Teherán, el ultraconservador Mohamad Bagher Qalibaf, con 6.077.292 votos.

De los cuatro restantes, dos ultraconservadores principalistas, Said Jalili, secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional y principal negociador nuclear de Irán, ha obtenido 4.168.946, mientras que el secretario del Consejo del Discernimiento y ex comandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución, Mohsen Rezaei, alcanzaba los 3.884.412.

Muy alejados, el también principalista asesor del líder supremo y ex ministro de Exteriores Ali Akbar Velayati, consiguió 2.268.753 votos, mientras el tecnócrata Mohamad Gharazi sólo obtuvo 446.015.