INTERNACIONAL

Un empresario vinculado a WikiLeaks dice tener un avión para llevar a Edward Snowden a Islandia

21/06/2013 08:13 CEST | Actualizado 20/08/2013 11:12 CEST
AFP

Un empresario islandés ha revelado que tiene un avión preparado para trasladar al ex agente de Inteligencia Edward Snowden, que ha destapado el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) en Internet, desde Hong Kong a Islandia, si se le da asilo político.

"Ya hay un avión privado preparado en China que podría traer a Snowden mañana mismo, si hay una reacción positiva por parte del Ministerio de Interior", ha dicho Olafur Vignir Sigurvinsson, director de DataCell, empresa islandesa que lleva los pagos a Wikileaks.

Sigurvinsson ha explicado que para trasladar al ex agente de Inteligencia a Islandia DataCell "necesita tener la confirmación de asilo político y de que no será extraditado a Estados Unidos". "Nos gustaría que obtuviera la ciudadanía", ha añadido.

La portavoz de Wikileaks, Kristinn Hrafnsson, ha revelado esta semana que un "intermediario" contactó con ellos en nombre de Snowden para pedir ayuda para tramitar la solicitud de asilo político en Islandia. El Gobierno islandés ha confirmado que ha recibido el mensaje de Hrafnsson.

"Estamos en contacto con el equipo legal del señor Snowden y hemos estado --estamos-- implicados en el proceso de negociación de su asilo (político) en Islandia", dijo, por su parte, el fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Snowden se encuentra en Hong Kong desde que contó a los diarios The Washington Post y The Guardian que la NSA posee un programa llamado PRISM con el que accede a los servidores de hasta nueve empresas de Internet, con su consentimiento, para recabar información útil para Inteligencia.

El caso de Snowden es similar al de Assange, que está refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde el 19 de junio de 2012 a la espera de que Reino Unido le dé un salvoconducto para huir al país andino como asilado político.

El periodista australiano argumenta que es víctima de una persecución política en Estados Unidos por publicar cientos de miles de documentos sobre las guerras en Afganistán e Irak y sobre las relaciones internacionales.