POLÍTICA

Pitidos y gritos de "fuera, fuera" contra la reina en el Auditorio Nacional

22/06/2013 21:25 CEST | Actualizado 22/06/2013 21:25 CEST

La reina Sofía recibió en la tarde de este sábado una fuerte pitada en el Auditorio Nacional, en Madrid, donde se celebra un maratón sinfónico dirigido por Jesús López Cobos.

Los pitidos estuvieron acompañados por fuertes gritos de "fuera, fuera" y consignas en favor de una educación pública musical de calidad: "Queremos música en las escuelas y en los conservatorios".

Los abucheos y pitidos se han convertido en una forma de protesta muy habitual en los últimos meses y, de hecho, tantos los reyes, los príncipes y los diferentes miembros del Gobierno reciben este tipo de protesta en cuanto pisan un lugar público.

Sin ir más lejos, este viernes hubo abucheos en el Teatro Real dirigidos al ministro de Educación, José Ignacio Wert, que acudió al homenaje a la mezzosoprano Teresa Berganza, al que también asistió la reina. El mismo Wert había sido silbado esta misma semana en el Palacio de los Deportes de Madrid cuando bajó a la pista para entregar el trofeo de campeón al Madrid de baloncesto.

Doña Sofía comienza también a estar acostumbrada a las protestas, dado que en las últimas semanas ya ha protagonizado varias. En la inauguración de la Feria del Libro de Madrid un grupo de personas gritaron "Ley de extranjería para la reina Sofía" y "la cultura no se vende".

Además, en una entrega de premios el año pasado, la esposa del jefe del Estado recibió una sonora pitada. Más recientemente, este mismo mes, un grupo de personas le gritó en Mérida "Sofía, Sofía, la olla está vacía". Y hace unas semanas, en Murcia, la reina volvió a escuchar abucheos en Murcia, donde inauguraba un teatro.

La reina también ha escuchado los pitidos acompañada de su hijo, el príncipe Felipe. En la entrega de los últimos premios Príncipe de Asturias todos ellos oyeron las protestas de decenas de personas. El príncipe y la princesa Letizia fueron, además, abucheados en el Liceo de Barcelona.

También el príncipe esta semana ha sido testigo del descontento ciudadano en la inauguración del AVE a Alicante junto a Rajoy. El acto se desarrolló entre abucheos, pitidos y petardos. Y Rajoy también recibió abucheos en Sitges el 1 de junio, cuando asistía a la XXIX Reunión del Circulo de Economía que se celebra desde el jueves en Sitges.

NOTICIA PATROCINADA