NOTICIAS

Educación sostiene que la mitad de los que abandonan la universidad entran con menos de 6,5

26/06/2013 21:09 CEST | Actualizado 26/06/2013 21:09 CEST
EFE

El Ministerio de Educación ha sostenido este miércoles que la mitad de los alumnos que abandonan los estudios universitarios han accedido a ellos con una nota inferior al 6,5, por lo que esta calificación -prevista como requisito para acceder a una beca-, es "un importante punto de inflexión que debe tomarse en cuenta".

Así lo ha defendido la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, en la Comisión de Educación en el Congreso. Este es uno de los puntos más polémicos del decreto sobre becas. El ministro José Ignacio Wert se ha mostrado dispuesto a reconsiderar esta exigencia tras la presión ejercida por las autonomías.

Su 'número dos' ha explicado que existe "correlación directa" entre la nota de acceso y la permanencia en la universidad, ya que "el 50 por ciento" de quienes abandonaron los estudios antes de graduarse habían llegado a los mismos con menos de un seis y medio, nota que, conforme ha recordado, "se mantiene dentro del rango del aprobado".

Gomendio ha indicado que el 17,54% de los estudiantes procedentes de Bachillerato que entraron en el curso 2009/2010 con menos de un 6,5 abandonaron los estudios en el primer año, cosa que hizo "sólo" el 10,9% de los que habían accedido con una nota entre 6,5 y 7,5, y un 7,58% de quienes habían tenido una calificación superior al ocho y medio.

Según ha afirmado, se dieron ese mismo año "resultados muy similares" en los estudiantes que llegaron a segundo curso: "nueve puntos de diferencia" en el abandono de quienes habían accedido con menos de un 6,5 y quienes lo habían hecho superando esta calificación, pero "sólo de tres puntos y medio" entre éstos últimos y los que habían tenido notas entre el 8 y el 10.

El MINISTERIO ESTÁ "RECONSIDERANDO" ESTA NOTA

La secretaria de Estado ha explicado que el Ministerio de Educación, tras reunirse con las comunidades autónomas, está "reconsiderando" rebajar esta exigencia pero sólo para la gratuidad de la matrícula universitaria (exención de tasas), ya que la nota se mantendría "para aquellos a quienes se les dote de una cuantía en dinero".

"No estamos hablando sólo de que al alumno no le cuesten los estudios, sino de aquellas becas que suponen una cantidad de dinero que se le da al alumno, que son situaciones diferentes. Eso es lo que estamos planteando", ha añadido, antes de señalar que este jueves se reunirá de nuevo con los rectores y los estudiantes a fin de escuchar sus últimas propuestas al respecto.

Por otra parte, ha aseverado que se está reconsiderando la exigencia académica prevista en Bachillerato, donde la nota sería un 6, porque puede no ser compatible con el objetivo de reducir el abandono escolar.

En este sentido, ha apuntado que "los alumnos más vulnerables a abandonar sin titular la ESO son los que proceden de entornos socioeconómicos más desfavorables", ya que "entre las familias que llegan a fin de mes con mucha dificultad y las que lo hacen con mucha facilidad se multiplica por seis la tasa de abandono educativo temprano".