POLÍTICA

Manos Limpias denuncia que Gallardón donó 140.000 euros a Urdangarin

28/06/2013 12:33 CEST | Actualizado 28/08/2013 11:12 CEST
EFE

El sindicato Manos Limpias, personado como acusación popular en el caso Nóos, ha solicitado ante el juez José Castro la apertura de una pieza separada con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, como denunciado, al apuntar que éste, como presidente de la fundación pública 2016, donó 140.000 euros a la entidad sucesora del Instituto Nóos "en base a la figura" que representaba Iñaki Urdangarin y para utilizarle "como lobby" para promocionar la candidatura olímpica de Madrid.

Mediante su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, la representación procesal de Manos Limpias señala que "la gravedad" radica en que no se justificó 'a posteriori' el anterior gasto, como tampoco por parte del Ayuntamiento de Madrid, cuyo alcalde era entonces Gallardón, se requirió al Duque de Palma que devolviera "lo obtenido fraudulenta e ilícitamente".

La acusación apunta de este modo a la presunta comisión de delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y tráfico de influencias.

El sindicato relata cómo la fundación madrileña concedió los 140.000 euros a la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS) -considerada por los investigadores heredera de Nóos y que, según sostienen, fue utilizada para desviar dinero al extranjero- sin haber justificado a qué servicios correspondían. Una cantidad que, además, fue abonada en 18 donaciones de 6.000 a 12.000 euros transferidos mensualmente entre el 31 de octubre de 2007 y el 24 de noviembre de 2009.

En este contexto, la letrada de Manos Limpias alude a la declaración que efectuó ante el magistrado el apoderado de Aizoon -propiedad al 50 por ciento de Urdangarin y la Infanta Cristina- y hombre de confianza de los Duques de Palma, Mario Sorribas, la fundación Madrid 2016 retribuyó durante más de un año la cantidad de 6.000 euros al mes a la FDCIS "sin que hiciera ningún tipo de trabajo".

Asimismo, recuerda que la entidad que otorgó el dinero está regida por un patronato presidido entonces por Gallardón y cuya obligación, a tenor del artículo 14 de sus estatutos, radica en "hacer que se cumplan los fines de la Fundación, desempeñando el cargo con la diligencia de un representante legal". "Es evidente que se miró para otro lado con fondos públicos y que, además, no se exigieron los correspondientes justificantes de la subvención concedida", recalcan sin embargo.

El sindicato apostilla además que, como diputado nacional y miembro del Gobierno, Gallardón ostenta la condición de aforado por lo que la instrucción de esta pieza separada, en caso de formarse finalmente, sería competencia de la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Precisamente, la exconsejera delegada de Madrid 2016 y exjefa del área de Deportes del Ayuntamiento de Madrid Mercedes Coghen, el director financiero Gerardo Corral y quien fuera director de Deportes del Consistorio bajo la alcaldía de Ruiz Gallardón, Miguel de la Villa, han solicitado recientemente el archivo de su imputación en el marco de estas pesquisas al defender que no incurrieron en delito alguno en la tramitación de los anteriores pagos.