POLÍTICA

El milagro del paro y los contratos: ¿Qué hace posible el mejor junio para el empleo si cae la contratación?

02/07/2013 13:47 CEST | Actualizado 02/07/2013 18:07 CEST
EFE

Como diría Groucho Marx de los principios, si no convencen los datos sobre el paro que el Gobierno explica con moderado optimismo, hay muchos otros que merece tomar en cuenta para entender globalmente la situación del mercado laboral.

Sin embargo, el dato más importante es el que no aparece en esta foto del desempleo. El paro registrado se corresponde precisamente con el número de personas que han acudido al Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), el antiguo INEM. En ese sentido, las personas a las que se le haya acabado la prestación y hayan perdido la esperanza de encontrar empleo pueden haberse borrado de la lista, provocando la sensación artificial de que el paro baja. Lo mismo ocurre con los trabajadores o parados que hayan salido del país buscando oportunidades. Se conoce como "efecto desánimo", muy importante según los sindicatos. Esos dos factores los tiene en cuenta la Encuesta de Población Activa (EPA), que pronto publicará su informe sobre el segundo trimestre.

El número de personas que disfrutan de una prestación sirve para entender este argumento, que hace que una mayoría de economistas consideren más fiable la EPA. La cobertura total del sistema de protección por desempleo se situó en el 61,49%, frente al 65,33% de un año atrás, lo que supone un descenso de la cobertura del 5,9%, según los datos publicados este martes.

EL MEJOR SEMESTRE EN AÑOS, PERO UN PARO SUPERIOR

Por otra parte, pese a que el Gobierno exhibe "el mejor primer semestre desde 2006" para el paro, en palabras de Engracia Hidalgo, secretaria de Estado de Empleo, el número total de desempleados es en realidad mayor al del año pasado en esta fecha. De haber 4.615.269 personas sin empleo en junio de 2012, en España hay ahora 4.763.680. En términos desestacionalizados (es decir, sin tener en cuenta el efecto verano, fundamentalmente), el paro registró una subida de 996 personas, hasta los 4.876.323 desempleados.

El número de contratos es esclarecedor. En junio se firmaron 1.277.255, una bajada de 109.084 (el 7,87%) respecto al mismo mes de 2012. El empleo indefinido cayó en casi la mitad (el 48,05%), de 87.349 a 80.782 si se comparan ambos meses de junio.

Más concretamente, los contratos indefinidos de apoyo a los emprendedores, creados en la reforma laboral de febrero de 2012, sumaron 6.866 en el mes de junio, un 23,2% menos que en igual mes del año pasado y un 4,9% menos en valores mensuales. Todo pese a la relativamente mejor situación de la economía (con una recesión más moderada) y la aplicación de la reforma laboral.

EL MILAGRO DE LOS CONTRATOS

¿Cómo explica el Gobierno que baja el paro pero también la contratación? Hidalgo, la secretaria de Estado de Empleo, comienza por matizar el descenso del 7,87%. Según el Ejecutivo, los contratos del hogar experimentaron un fuerte incremento en 2012, con lo que descontando su efecto, el número de contratos ha bajado, pero sólo un 1,8%.

"En la contratación temporal es básico el número medio de días que se mantienen los contratos. Puede ser perfectamente factible que manteniendose los mismos contratos, los contratos tengan más duración, con lo cual obviamente hay mas personas que tienen trabajo o pueden permanecer más tiempo trabajando", según Hidalgo.

La afirmación tiene mal encaje con el dato de contratos indefinidos y también en la temporada veraniega que anima la destrucción del paro y que se caracteriza precisamente por contratos de pequeña duración.

LA SEGURIDAD SOCIAL

La afiliación a la Seguridad Social también apunta en la misma dirección. Los cotizantes aumentaron en 26.853 en junio respecto a mayo (un 0,16%). Se trata del cuarto mes de repunte, pero es inferior al experimentado en junio de 2012, cuando el número de afiliados creció en más de 31.000 personas.

El régimen general sumó 12.836 cotizantes, pero el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) aumentó sus registros en 12.433 afiliados. ¿Crece el número de emprendedores? Teniendo en cuenta que la estructura laboral española tiene un componente mayoritario del prímer régimen, una hipótesis posible es que muchos trabajadores hayan decidido hacerse autónomos a pesar de vagas esperanzas de tener ocupación suficiente. El número total de cotizantes, 16.393.866, sigue suponiendo un reto para el mantenimiento de las pensiones.