INTERNACIONAL

Maduro: "¿Qué se cree ese presidente Rajoy, que los sudamericanos somos esclavos de ustedes?" (VÍDEO)

04/07/2013 17:53 CEST | Actualizado 04/07/2013 20:59 CEST

Venezuela revisará las relaciones con España tras el incidente con el presidente de Bolivia, Evo Morales, que permaneció varias horas retenido en el aeropuerto de Viena después de que varios países europeos sospecharan que en su avión volaba Edward Snowden, extécnico de la CIA perseguido por EEUU por revelación de secretos.

El presidente venezolano se ha mostrado muy molesto con el Gobierno de España por pretender revisar la aeronave donde viajaba Morales:

"El Gobierno de España es infame. Lo que ha hecho el Gobierno de España es infame, pretender revisar el avión de un presidente sudamericano. ¿Qué se cree ese presidente Rajoy, que los sudamericanos somos esclavos de ustedes?"

Por ello ha anunciado que su Ejecutivo revisará las relaciones diplomáticas con el Gobierno español.

Morales permaneció doce horas en Viena retenido ante la sospecha de varios gobiernos de que Snowden viajaba en su avión. El gobierno austriaco dejó partir al presidente de Bolivia después de que Francia reabriera su espacio a la aeronave de Morales. España, por su parte, concedió permiso para que el presidente boliviano hiciera escala en Gran Canaria para repostar antes de partir hacia su país.

"NO BASTA LA DISCULPA"

El presidente boliviano ha dicho este jueves que "no basta la disculpa" de los países europeos que le impidieron viajar en su avión y ha defendido que su Gobierno reclamará ante los organismos internacionales el respeto a las normas y los tratados.

"La posición firme que vamos a asumir desde el Gobierno nacional es hacer respetar ante los organismos internacionales las normas, los tratados internacionales. No basta sólo la disculpa de algún país que no nos permitió pasar su territorio", dijo Morales en un acto en la zona central del Chapare, su feudo político y sindical.

Según el mandatario, lo sucedido "no es una casualidad" ni "un error" sino "parte de las políticas de seguir amedrentando al pueblo de Bolivia y de Latinoamérica".

"Nuestro delito es ser indígena y antiimperialista y desde ahí cuestionar todas las políticas económicas que sólo llevan a la miseria, a la pobreza", ha añadido.

Morales ha lamentado que en Europa todavía haya países que son "más serviles a las políticas de Estados Unidos".