ECONOMÍA

Los consumidores critican la reforma energética y el encarecimiento de la factura de la luz

12/07/2013 18:51 CEST | Actualizado 12/07/2013 18:53 CEST
PHOTOS.COM

Las críticas llueven por todos lados a la reforma energética del Gobierno. Las asociaciones de consumidores se han opuesto frontalmente a la subida de 2,42 euros al mes en el recibo medio de la luz para los hogares, tras el encarecimiento del 3,2% anunciado este viernes 12 de julio por el ministro de Industria, José Manuel Soria.

Los representantes de los consumidores consideran que los "errores" de las eléctricas y la política energética recaerán en los ciudadanos.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido de que "las facturas de todos los españoles subirán para costear los aproximadamente 4.000 millones a los que se estima que asciende el déficit de tarifa" y ha lamentado que "el oligopolio que domina el sector sobrevivirá a la reforma".

Según ha destacado la OCU en un comunicado, se ha "ninguneado" a los consumidores, ya que "no se ha consultado a las asociaciones que ofrecen propuestas concretas". "Se ve que para todo lo que no sea pagar y votar, el consumidor no cuenta para este Gobierno", ha añadido.

La organización ha señalado que serán los consumidores y las eléctricas - "que trasladarán su parte al consumidor"- quienes paguen el déficit de 4.000 millones de euros del sector. "No se sabe cuánto pagará el Gobierno, pero seguramente muy poco", ha sentenciado.

De igual manera se ha manifestado el portavoz de Facua, Rubén Sánchez. En declaraciones a Europa Press, ha pronosticado que la nueva subida "no va a solucionar el problema" y ha criticado el nuevo Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. El nombre le parece "una tomadura de pelo" y la nueva tarifa "perjudica al consumidor, porque las eléctricas siguen pudiendo fijar al 80% los precios".

Facua dice que los consumidores "no crearon" el déficit de tarifa y se muestra partidario de una auditoría de costes del sistema eléctrico, iniciativa que ha sido rechazada recientemente por el Congreso.

"No se puede permitir que nos vayamos a un mercado absolutamente libre en el peor sentido, en el que haya una libertad total del oligopolio" considera Sánchez, partidario de una tarifa regulada que mantenga los actuales umbrales de protección y que evite "las subidas tan habituales" fruto de las subastas.

LAS ELÉCTRICAS, TAMBIÉN DESCONTENTAS

Pero no sólo los representantes de los consumidores están descontentos. La patronal de las grandes eléctricas, Unesa, ha anunciado en un comunicado que las nuevas medidas conllevan un recorte de 1.000 millones en sus actividades, y les "obligan" a una "drástica reducción de empleo y a replantearse sus inversiones en España".

Unesa critica que el mayor esfuerzo vuelve a recaer en el sector eléctrico tradicional, que asume un recorte total de 4.500 millones de euros en 2013, y mantiene que la aportación de los Presupuestos Generales del Estado a la resolución del déficit de tarifa es "insuficiente".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Soria ha mantenido que la alternativa a la reforma energética era "la quiebra del sistema" o subir la luz un 40%.

ELECTRIFY THE WORLD