POLÍTICA

Marcos Antonio Encinas: el parado que quiere ser presidente de Andalucía

14/07/2013 17:39 CEST | Actualizado 14/07/2013 17:39 CEST
EFE

Los corrillos políticos y periodísticos ardían en toda Andalucía (y parte de España) el pasado 26 de junio cuando José Antonio Griñán hacía pública su intención de no presentarse de nuevo a los comicios autonómicos. Todos miraban hacia Susana Díaz, su mano derecha, y al sector crítico para protagonizar esta batalla.

Pero, en Torrox (Málaga), un militante socialista anónimo, de 35 años y en paro ve que “una puerta se abre” y, tras pensarlo durante un día y consultarlo con sus más allegados, llega a la conclusión de que quiere luchar por ser el candidato del PSOE a la Junta de Andalucía. Su nombre: Marcos Antonio Encinas.

“Siempre me ha gustado mucho la política”, confiesa el candidato en una entrevista con El Huffington Post. De hecho, estudió Ciencias Políticas (los primeros cursos en la UNED y los finales en la Universidad de Granada) y ahora está terminando un máster de marketing político.

El camino hasta dar este salto no ha sido fácil. Tuvo que compaginar sus estudios con trabajos durante estos años, incluidas temporadas en un supermercado y en un invernadero. Como miles de españoles, emprendió un negocio -una tienda de chocolates en Marbella- que ha fracasado. Ahora, está en situación de desempleo y no cobra ningún tipo de ayuda.

Por eso, si tiene a un compañero del partido frente a él le dice: “Áválame porque soy igual que tú. Soy un militante que sale de una agrupación, que está viviendo el día a día de la calle, con los mismos problemas”.

“Mi vida antes de dar ese paso era hasta cierto punto la típica vida aburrida del 30% de españoles que no puede ni respirar porque cada vez que lo hace viene el Estado y le cobra los impuestos y viene un banco y le cobra la letra”, asevera.

Asimismo, cree “difícil” y “complicado” conseguir los casi 7.000 avales para llegar a la fase final del proceso, aunque señala que le ha llegado información de que les está costando mucho al resto de aspirantes. No obstante, no lo ve “imposible”. “¿Y si cae la ficha en mi casilla?”, se pregunta.

VOTARÍA A LUIS PLANAS

¿Cómo ve al resto de candidatos? Sobre Susana Díaz, comenta que es “la viva imagen del PSOE”, con sus “defectos y sus virtudes”.

Si tuviera que elegir a uno de sus contricantes, se decantaría por el consejero de Agricultura, Luis Planas, a quien ve como “el gran maestro”. Espera poder coincidir con él durante esta campaña.

En cambio, al alcalde ‘tuitero’ de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez Salas, lo ve como un “friki informático” porque está “casi todo el santo día en Internet”.

El aspirante de Torrox no tiene contacto con la dirección del PSOE andaluz, tan solo con uno de los empleados para todo lo relacionado con el proceso. Además, echa en falta que no le ha haya llamado el líder de los socialistas malagueños, Miguel Ángel Heredia, aunque solo fuera por “educación”.

Su campaña, bromea, tiene un presupuesto de “cero mil cero cientos euros”. Se va a mover por zonas próximas a Málaga, donde haya sido invitado por agrupaciones y militantes. El lugar más lejano será Roquetas de Mar (Almería).

En esta carrera política tiene como referente al exministro socialista Javier Solana, “siempre ha sido un personaje” que le ha gustado “muchísimo”. También cita entre sus inspiraciones al expresidente de la Junta Rafael Escuredo y al peneuvista Iñaki Anasagasti, con quien no comparte ideas, pero de quien admira su oratoria.

EL CASO DE LOS ERE

El caso de los ERE fraudulentos sobrevuela la campaña de las primarias andaluzas. Opina “con total sinceridad” que “si estás imputado, si hay indicios, si tu nombre aparece en unos papeles, estés en el partido en el que estés, tienes que dimitir”.

Para Encinas, “es mejor para la persona” para dedicarse a su defensa, “limpia a la política de posibles sospechas” y sirve también para el partido “porque da impresión de seriedad, de que quien hace algo malo, lo paga”.

“Eso redunda en que los ciudadanos tengan más confianza en la política”, mantiene este militante socialista.

SUS PROPUESTAS

“Yo quiero aportar al partido cercanía con la realidad de la gente”, afirma Encinas, quien agrega que “está sufriendo que el día 1 del mes ya no he llegado”.

Lo que quiere trasladar, prosigue el candidato, es que “no todo son grandes políticas”, sino que también “hay pequeñas políticas para pequeños problemas, pero que son grandes injusticias”.

Por ejemplo, apuesta por poder fraccionar las deudas tributarias. “Son pequeñas cosas que se pueden solucionar teniendo apego al suelo que se pisa”, agrega este candidato, que también fija como una de sus prioridades la política ecológica. En este punto, aboga por subvencionar a los cabreros en el campo andaluz con un sueldo mínimo para desbrozar las montañas mejor que las cuadrillas actuales.

En su opinión, “hay muchas formas de hacer las cosas, no todo es el camino marcado”. Encinas, critica duramente "la excusa que usaba el Gobierno de Zapatero y ahora Rajoy de que todo se hace porque lo dice Bruselas”.

“En política es como cuando vas a una montaña a hacer senderismo, tienes un camino de asfalto, uno de tierra, un sendero más largo... y tú eres libre de escoger”, concluye.

NOTICIA PATROCINADA