POLÍTICA

Cospedal se limita a negar las "calumnias y mentiras" de Bárcenas

15/07/2013 20:31 CEST | Actualizado 16/07/2013 00:38 CEST

Nada, absolutamente nada de lo que ha revelado hasta el momento el exgerente, extesorero y exsenador del PP, Luis Bárcenas, es cierto.

Todo son “calumnias, injurias, mentiras y falsedades”, ha subrayado la secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, que ha comparecido de forma excepcional en la sede del partido tras la declaración de Bárcenas en la Audiencia Nacional, en la que ha acusado a Rajoy y a Cospedal de cobrar 45.000 euros entre 2009 y 2011, entre otras muchas otras cuestiones.

Cospedal ha comparecido para presentar un discurso exculpatorio. Todo es falso, nada es verdad, el PP es partido limpio y Bárcenas —el guardián de las finanzas del partido durante 20 años—, un mentiroso. “Quiero desmentir tajantemente todas las acusaciones contra el presidente y contra mí misma” lanzadas por un “presunto delincuente”, ha comenzado Cospedal para agregar que "es taxativamente falso que el presidente del partido o yo mismo hayamos presionado de manera directa o indirecta a Luis Bárcenas para hacer cualquier cosa, coacciones o sobornos”.

NO HAY UN 'LO SENTIMOS'

Pese a todo, Cospedal ha rechazado pedir perdón a los ciudadanos por haber mantenido en las filas de su partido a una persona que, como ella misma ha dicho en numerosas ocasiones, es un “presunto delincuente”.

La secretaria general del PP sí ha querido lanzar un mensaje de unidad y, sobre todo, fortaleza a sus militantes. Entiende, ha reconocido, “que haya mucho malestar por parte de muchos militantes del PP”, aunque “el hecho de que haya una persona que haya obrado mal no puede hacerles agachar la cabeza”. “El señor Bárcenas no les representa en absoluto. Que estén bien tranquilos. No nos hace falta ni presionar ni amenazar a nadie porque no tenemos nada que ocultar”, ha abundado.

Cospedal ha negado que tanto ella como Rajoy hayan aceptado nunca un chantaje o hayan cobrado sobresueldos. Por negar, ha negado hasta que el PP mantuviera una relación laboral con Bárcenas, pese a que el extesorero estuvo cobrando del partido una "indemnización en diferido" hasta enero de 2013.

En relación a los SMS entre Rajoy y Bárcenas publicados este domingo por el diario El Mundo, no se ha salido del guió al señalar que son la muestra más palpable de que no han surtido efecto: "Lo que demuestran es que el intento de chantaje, de presión, de coacción hacia el presidente del gobierno no han dado resultado. Ha quedado bien claro que no ha habido un juez a la carta, un fiscal a la carta, no ha habido nada de nada. Los SMS dejan bien claro que no han dado fruto alguno".

LAS CUESTIONES EN CASTILLA-LA MANCHA

La secretaria general del PP desmintió también que Bárcenas entregara una comisión de 200.000 euros al gerente del partido en Castilla-La Mancha en 2007, tras la adjudicación a la empresa Sami del contrato de la basura por parte del Ayuntamiento de Toledo.

Cospedal argumentó que el hecho de que haya un documento firmado por el gerente regional, no prueba ninguna comisión previa y sólo puede deberse a que como los demás gerentes territoriales, recibiría una asignación para la campaña electoral, de la que Bárcenas era también responsable en tanto que gerente.

Con todo, Cospedal ha explicado que no puede ampliar su demanda contra Bárcenas porque a que las declaraciones de hoy las ha hecho en sede judicial, pero ha asegurado que se reserva futuras actuaciones judiciales. De hecho está "deseando" desmentir también en sede judicial las "calumnias" del extesorero de su partido: "No admito ni admitiré un chantaje de nadie, de ninguna persona por muy desesperada que esté por su incapacidad para explicar el origen de sus millones en Suiza".