ECONOMÍA

La OCDE augura un paro del 27,8% en España a finales de 2014

16/07/2013 11:54 CEST | Actualizado 16/07/2013 13:10 CEST
EFE

Si la economía es la principal preocupación para Mariano Rajoy, incluso por delante de las nuevas revelaciones del ‘caso Bárcenas’, entonces tiene un problema.

A tenor de los últimos datos publicados por la OCDE, la economía española ni va ni irá bien a corto plazo, ya que la elevadísima tasa de paro que sufre España, del 26,9% en mayo, se irá hasta el 27,8% a finales de 2014.

El dato es desalentador. Y las comparaciones, inquietantes. De los 34 países que conforman la OCDE, apenas Grecia registará una tasa superior a la española: el 28,2%.

Sólo ambos países triplican el nivel medio del desempleo en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, en cuyo informe se detalla que pasará del 8 % actual al 7,8 % al terminar el año próximo.

España y Grecia son los países que pueden presumir del dudoso mérito de ser los que más han aumentado su tasa de paro desde que se inició la crisis económica, en 2007. En ambos casos la tasa de paro se ha elevado más de 18 puntos porcentuales. En estos años, España ha añadido a cuatro millones de personas a las listas del paro.

PARO JUVENIL

Hay más malas noticias. La tasa de paro entre los más jóvenes no menguará, sino que proseguirá su incremento constante. La organización considera "alarmante" el 55% del paro juvenil que hay en España y cree que la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy "debería aumentar la productividad laboral y la creación de empleo cuando se recupere el crecimiento económico", en un horizonte sin determinar.

La proporción de jóvenes que trabajan se ha reducido en 21 puntos porcentuales desde el comienzo de la crisis en España, cinco veces más que la media en la OCDE.

La proporción de los que ni estudian ni trabajan (los denominados "nini") ha subido siete puntos, lo que pone en evidencia una situación "particularmente vulnerable" ante la amenaza de que un periodo prolongado de inactividad puede afectar negativamente a toda su vida laboral.

Los autores del estudio precisaron que la disminución del empleo juvenil ha afectado más a los hombres que a las mujeres, en particular a los jóvenes con baja cualificación.

NOTICIA PATROCINADA