NOTICIAS

El pederasta Galván se declara inocente y pide su "inmediata libertad"

12/08/2013 19:16 CEST | Actualizado 12/08/2013 19:17 CEST
EFE

Daniel Galván Viña, el español condenado a 30 años de prisión en Marruecos por delitos de pederastia, se declara inocente y exige su "inmediata libertad", según el recurso de reforma interpuesto por su abogado, Manuel Maza.

"Se le van un poco las ideas, pero está tranquilo y dispuesto a aguantar lo que sea, deseando que se pueda aclarar la verdad de todo este asunto", declaró Maza, que visitó a su defendido el pasado viernes en la prisión de Soto del Real de Madrid.

El letrado admitió que Galván, aunque "tranquilo", estaba afectado por "sus problemas mentales", acreditados por la documentación que él mismo entregó a Maza, y que este remitió al Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional.

INOCENTE

Galván ha contado a su abogado que no es verdad ninguno de los hechos por los que se le condenó. Sin embargo, reconoce que hizo "grabaciones", aunque niega que fueran de carácter "obsceno". El extraditado asegura que esas imágenes "no tienen nada que ver con los delitos por los que ha sido condenado".

Según Maza, el "problema mental" de Galván es tan "pronunciado" que "se aduce en los partes médicos", y se muestra convencido de que "tendría que haberse tenido en cuenta, por lo menos, como atenuante".

Si se tienen en cuenta estas circustancias, el abogado resalta que la pena "no pudo ser jamás la que se le impuso finalmente en Marruecos", de 30 años de prisión.

LA DENUNCIA DE TORREVIEJA

Galván ha reiterado su inocencia en varias ocasiones, haciendo especial hincapié en los hechos denunciados por un vecino de Torrevieja (Alicante) por presuntos abusos sexuales cometidos, "hace años", con su hija, menor de edad. "Por descontado, no son ciertos [los hechos]", comunicó Galván a su letrado.

"No hay riesgo de fuga", ha explicado Maza, que basa su recurso en la conducta de Galván. El hecho de que no se haya escapado, sino "todo lo contrario", son factores en los que el abogada fundamentará su defensa. Galván ha permanecido en un hotel desde su detención, "perfectamente localizado", precisa el letrado.

SIN EXTRADICIÓN

"No es posible, obviamente", responde Maza a la posibilidad de extraditar a su cliente. El indulto, al ser español, "no puede ser anulado así por las buenas, por mucho error que hubiera", señala.

Galván se opondría "rotundamente" a cumplir la pena en España porque dicha pena "no existe, está indultada".

Una de las soluciones sería "repetir el juicio", pero Maza contempla "dejar las cosas como están y, con el indulto por delante, no seguir el proceso contra Galván a no ser, por ejemplo, que haya una denuncia nueva como la de Torrevieja",

Incluso, Maza admitiría que se dejase en libertad a Galván con medidas cautelares, como presentarse semanalmente en el juzgado, la retención del pasaporte y la prohibición de salida del territorio nacional.