NOTICIAS

Lucio, el perro ciego al que tiraron atado al río Ebro, sobrevive

19/08/2013 18:13 CEST | Actualizado 20/08/2013 09:49 CEST
EFE

Lucio es un perro ciego al que encontraron en el río Ebro, medio sumergido, con las patas traseras atadas y agarrado a una piedra para no ahogarse. El animal aguantaba a duras penas hasta que dos jóvenes que practicaban kayak le rescataron el pasado martes a la altura de Utebo (Zaragoza) y le llevaron a un centro de protección animal.

Este lunes, Lucio ya se empezaba a poner de pie. Según el centro de protección, evoluciona favorablemente y será dado de alta en uno o dos días.

lucio el perro 2

El perro llegó al Hospital Veterinario de Zaragoza sobre las 23.00 horas con múltiples heridas en las patas causadas por las bridas que le ataron y con el pelaje sucio de barro y vegetales del río.

Los veterinarios determinaron entonces que su vida no corría peligro, por lo que únicamente le suministraron analgésicos para el dolor y antibióticos y antiinflamatorios para las heridas.

La principal preocupación ahora es la ceguera del animal, aunque los especialistas han asegurado que Lucio ya estaba ciego antes de que le tiraran al agua. El can, a causa de esta ceguera, está asustado, desorientado y sufre vértigos, ya que todavía no se ha adaptado a ella, lo que sugiere que es una dolencia reciente.

Lucio también sufre de artrosis en la columna vertebral, si bien tampoco lo achacan al hecho de ser arrojado al río, sino a la avanzada edad del animal.