INTERNACIONAL

Al menos 24 policías egipcios muertos en un ataque de milicianos islamistas en el Sinaí

19/08/2013 11:47 CEST | Actualizado 19/08/2013 11:47 CEST
AFP

Al menos 24 policías han muerto y otros dos han resultado heridos en una emboscada armada de milicianos islamistas cerca de la localidad de Rafah, en el norte del Sinaí egipcio y en la frontera con la franja de Gaza, según ha informado la televisión estatal egipcia.

La televisión dijo en un principio que los fallecidos eran soldados, pero después ha explicado que eran miembros de seguridad que se dirigían a su cuartel general, cercano a la frontera con Israel.

Mena, la agencia estatal de noticias, ha señalado que en el ataque murieron 24 "soldados de la Seguridad Central". Es el ataque más mortífero para las fuerzas de seguridad egipcias en muchos años, según el Ministerio del Interior del país.

El ataque se produjo en la carretera que une Rafah con Al Arish. Un grupo armado atacó los microbuses en que viajaban los agentes con proyectiles de mortero, según Mena.

Según fuentes policiales de Al Arish, los proyectiles no alcanzaron los vehículos, de modo que los atacantes, que viajaban en dos coches, obligaron a los policías a bajarse de los vehículos y les dispararon con metralletas.

VIOLENCIA POR TODO EL PAÍS

Egipto está sumido en una ola de violencia desde el pasado miércoles, cuando la policía desalojó dos acampadas en El Cairo de manifestantes islamistas que reclaman el regreso al poder de Mohamed Morsi, depuesto el pasado 3 de julio por un golpe militar.

Según un recuento de AFP, ya son 73 los muertos de las fuerzas del orden destinados en la franja norte del Sinaí egipcio desde que los militares se hicieron con el control del país. Durante el mismo periodo, el Ejército ha asegurado que ha matado a 70 terroristas en la zona.

Los incidentes se han sucedido en las últimas semanas en la península del Sinaí, convertida en un foco de inestabilidad y escenario de ataques contra las fuerzas de seguridad y gasoductos, así como de actos de contrabando y secuestros.

Grupos islamistas radicales han establecido su base de retaguardia en ese gran desierto, poblado principalmente por beduinos en malas relaciones con el gobierno central, y centro del tráfico ilegal de múltiples artículos que tiene lugar a lo largo de la frontera israelí.

A los 73 del Sinaí se unen los cerca de 70 policías que han muerto en los enfrentamientos de la semana pasada contra los seguidores de Morsi, según han revelado fuentes de seguridad al diario local Al Masry al Youm.