INTERNACIONAL

EEUU pide 60 años de cárcel para Manning por violación de la ley de espionaje y robo de información

20/08/2013 09:21 CEST | Actualizado 20/08/2013 09:21 CEST
AFP

El Gobierno estadounidense ha pedido este lunes 60 años de prisión para el soldado Bradley Manning por sus filtraciones a WikiLeaks antes de que la juez prepare la sentencia, que podría conocerse antes de que termine la semana.

Manning, que ha sido encontrado culpable de 20 cargos, entre ellos violación de la ley de espionaje y robo de información, y ha sido absuelto de "ayuda al enemigo", pidió perdón por sus acciones el pasado día 14 y reconoció que la filtración de documentos secretos diplomáticos y militares a Wikileaks, la mayor de la historia de EE UU, perjudicó los intereses de su país.

“Siempre fui consciente de lo que hacía pero cuando tomé la decisión pensé que iba a ayudar y no a lastimar a personas continuó. Sé que debo pagar un precio por ella”, dijo entonces ante el tribunal, publica el diario El País.

CONOCE EL CASO MANNING EN 7 CLAVES

La Fiscalía, que representa al gobierno estadounidense, pidió una condena de 60 años, inferior al máximo de 90 años que había fijado la juez militar Denise Lind, porque, según explicó, Manning "se merece pasar la mayor parte del resto de su vida bajo custodia".

Para el representante de la Fiscalía, el capitán Joe Morrow, los crímenes cometidos por Manning son "muy serios", por haber mostrado "desprecio extremo" por los intereses de la seguridad nacional de Estados Unidos al filtrar más de 700.000 documentos clasificados a WikiLeaks.

Asimismo, consideró que Manning decidió consciente y repetidamente abusar de la confianza puesta en él por las Fuerzas Armadas durante su despliegue en Irak como analista de inteligencia, entre finales de octubre de 2009 y mayo de 2010, cuando fue detenido.

La acusación pide que Manning sea expulsado del Ejército con deshonor y deba pagar una multa de 100.000 dólares por el daño económico de sus revelaciones.

Morrow rechazó los argumentos de la defensa de que la cadena de mando militar ignoró las advertencias sobre los problemas psicológicos de Manning y no le retiró el acceso privilegiado a bases de datos del Pentágono y el Departamento de Estado.

"TOPO CON DETERMINACIÓN DESTRUCTIVA"

En opinión de la Fiscalía, Manning tenía una "agenda" y era un "topo con determinación" destructiva y con el ánimo de un traidor a su patria y no un joven que quería promover un debate sobre los crímenes cometidos por Estados Unidos en la guerra.

Por su parte, el abogado defensor de Manning, David Coombs, consideró que la pena al soldado no debería exceder los 25 años, el tiempo en que los documentos que filtró, entre ellos los diarios de las guerras de Irak y Afganistán y cables diplomáticos, tardarían en ser desclasificados.

Asimismo, dijo que Manning merece una segunda oportunidad para redimirse y para recuperar el tiempo perdido por unas filtraciones que hizo siendo un "iluso" que pensaba que sus filtraciones pondrían fin a las guerras de Irak y Afganistán y levantarían 'la cortina de humo de las guerras'.

La juez Lind comenzará a deliberar mañana martes y podría tener lista la sentencia en pocas horas, aunque debido a la necesidad de comunicar con antelación a la prensa que ha alcanzado una sentencia, ésta podría no hacerse pública hasta el miércoles.