NOTICIAS

Margallo: "La relación de confianza con las autoridades de Gibraltar se ha roto"

21/08/2013 18:03 CEST | Actualizado 21/08/2013 19:08 CEST
EFE

Continúa la tensión diplomática entre España y Reino Unido. "La relación de confianza con las autoridades de Gibraltar se ha roto", ha asegurado de manera tajante este miércoles el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien ha apuntado que hasta que no se "restablezca la confianza" con el Gobierno del Peñón los controles en la frontera para combatir el contrabando "no disminuirán".

"Cuando se recupere la confianza, las dos partes veremos qué hacemos en política de contrabando, medio ambiente y fraude fiscal, de manera que España no tendrá que hacer sobresfuerzo en hacer respetar esta legalidad", ha trasladado Margallo tras la reunión mantenida en Bruselas con los ministros europeos de Exteriores para analizar de urgencia la situación en Egipto, en la que ha coincidido con su homólogo británico, William Hague.

Precisamente, esos controles aduaneros son la principal queja que esgrime Reino Unido ante España y la Unión Europea. Sin embargo, García-Margallo ha vuelto a reivindicar su necesidad y ha argumentado que las cifras de incautación de tabaco de contrabando son "realmente importantes".

El Gobierno, ha insistido, "no va a renunciar a adoptar las medidas que considera necesarias" para salvaguardar la economía nacional así como para proteger el medioambiente.

García-Margallo ha recordado que en abril de 2012 el Gobierno de Reino Unido aceptó la propuesta española de retomar negociaciones para abordar asuntos relacionados con la pesca y el medio ambiente a través de un formato o bien bilateral -España y Reino Unido- o incorporando a la mesa a Gibraltar y la Junta de Andalucía.

Ahora, el jefe de la diplomacia española ha hecho un llamamiento a su homólogo británico para retomar estas conversaciones que él mismo asumió en una carta en esos "mismos términos".

Pese a coincidir en Bruselas con Hague, García-Margallo ha explicado que no han hablado de este asunto. Según ha dicho no han tenido "más posibilidad" que de interesarse por el "bienestar" de sus "respectivas familias" durante este verano.

"SIN CALADERO, NO HAY PESCA"

Según Margallo, hay dos asuntos que España y Reino Unido deben solucionar con el diálogo: el incumplimiento del acuerdo de pesca por parte de Gibraltar, en perjuicio de los pescadores españoles, y la jurisdicción medioambiental, ya que tanto Madrid como Londres tienen competencia en esta materia en las aguas del Peñón. "Cuando hay reglas distintas en un mismo espacio hay que solucionarlo con diálogo", ha señalado.

No obstante, según ha dicho "los bloques de hormigón [lanzados en la bahía de Gibraltar] hacen inviable cualquier diálogo sobre la pesca, porque si no hay caladero, no hay pesca".